Coyuntura

Calviño anticipa un escenario de elevada inflación en la elaboración de los Presupuestos para 2023

Valora tras conocerse las previsiones de Bruselas que el PIB español es fuerte y está por encima de la media de las grandes economías

La vicepresidenta económica, Nadia Calviño.
La vicepresidenta económica, Nadia Calviño.

La vicepresidenta primera del Gobierno y ministra de Asuntos Económicos y para la Transformación Digital, Nadia Calviño, destacó hoy tras conocerse la previsiones económicas de la Comisión Europea que la economía española seguirá este año con un fuerte crecimiento, en el 4%, aunque el problema es la evolución de la inflación, como consecuencia de la prolongación de la guerra en Ucrania.

Hay que ver un escenario económico con la inflación más alta y más bajo el crecimiento, si bien dijo, que el crecimiento económico estará por encima de la media europea, de la zona euro y de las grandes economías de nuestro entorno.

Ha anunciado este jueves que revisará "al alza" las previsiones de inflación cuando el Ejecutivo prepare los Presupuestos Generales del Estado (PGE) de 2023 y de cara al otoño, cuando remita toda la información a las instituciones europeas.

Calviño, ha asegurado que las previsiones apuntan a que julio seguirá con el nivel actual de inflación, "alta y muy elevada", con lo que se mantendrá en los dos dígitos, para después empezar a bajar tras el verano.

"Nuestra previsión es que siga estando en estos niveles elevados y empiece a bajar después del verano porque tenemos un alza de los precios de la energía a nivel internacional y los precios del gas se han duplicado", ha señalado Calviño, que ha insistido en que España debe "prepararse" para un escenario en el que los precios de la energía, los alimentos y otras materias primas "siguen muy elevados".

Junto a ello, y pese al descenso del precio del petróleo de los últimos días, la vicepresidenta ha señalado que, en el caso español, el tirón del turismo está llevando al alza los precios de los servicios turísticos para compensar los años negativos de pandemia.

"Las previsiones son seguir en este nivel de inflación alta, muy elevada. Nuestro objetivo tiene que ser posicionarnos en torno a la media europea para que las empresas españolas no pierdan competitividad y compensar y amortiguar el impacto negativo sobre los ciudadanos, las empresas y repartir de manera justa el coste de la guerra", ha insistido.

Así, ante este escenario, Calviño ha avanzado que "está claro" que el Gobierno va a tener que revisar al alza las previsiones de inflación. El Ejecutivo no hace formalmente estimaciones sobre la evolución de los precios y suele tomar como referencia las previsiones del Banco de España, que apuntan para este año a una inflación media del 7,5%.

Normas
Entra en El País para participar