Concesiones a Bruselas

Amazon ofrece dejar de usar datos de los vendedores externos para beneficiar su negocio minorista

Hace concesiones a Bruselas para poner fin a las dos investigaciones antimonopolio que tiene abiertas

También se compromete a dar más visibilidad a los productos de la competencia en su plataforma

Logo de Amazon en uno de sus centros logísticos.
Logo de Amazon en uno de sus centros logísticos.

Amazon ha ofrecido dejar de utilizar los valiosos datos que recopila de sus vendedores externos en su marketplace para beneficiar a su propio negocio minorista como parte de un acuerdo con Bruselas para poner fin a las dos investigaciones antimonopolio que tiene abiertas en la UE y evitar una potencial multa millonaria.

El gigante del ecommerce también se ha comprometido a elevar la visibilidad de los productos de la competencia en su plataforma al darles un trato equitativo al publicar sus ofertas en la caja de compras (Buy Box) de la web de Amazon, que genera el grueso de sus ventas.

Sobre Amazon Prime, que ofrece servicios premium a cambio de una tarifa anual o mensual, Amazon se ha comprometido a establecer criterios “no discriminatorios” para la calificación de los vendedores y de las ofertas. La compañía también permitirá a los vendedores elegir la empresa de logística que prefieran y negociar directamente con ellos las condiciones.

Según la Comisión, los compromisos ofrecidos permanecerán en vigor durante cinco años y cubren todos los mercados actuales y futuros de Amazon en Europa Área Económica, excluyendo a Italia de los compromisos relacionados con “Buy Box” y Prime, puesto que la autoridad de Competencia de ese país ya impuso condiciones a Amazon el pasado 30 de noviembre. Su implementación sería supervisada por un supervisor que informaría regularmente a la Comisión.

La CE dijo que busca ahora la opinión de los rivales de Amazon sobre los compromisos ofrecidos antes de tomar una decisión final sobre la aceptación del acuerdo propuesto. Los competidores tienen hasta el 9 de septiembre para responder.

Las concesiones se producen tres años después de que los reguladores de la UE abrieran una investigación al gigante estadounidense para determinar si el uso que hace la compañía de los datos no públicos de minoristas independientes que venden en su plataforma viola las normas de competencia europea. Poco después, en noviembre de 2020, Bruselas emitió un pliego de cargos con una opinión preliminar que concluía que Amazon no debería confiar en los datos comerciales de los vendedores independientes para calibrar su decisiones minoristas, ya que esto distorsiona la competencia leal en su plataforma e impide una competencia efectiva.

El ejecutivo comunitario también abrió en paralelo una segunda investigación sobre la caja de compra "Buy Box" de Amazon, que muestra de forma destacada la oferta de un único vendedor y permite productos que se pueden comprar rápidamente haciendo clic directamente en un botón de compra. E investiga el programa Prime, que ofrece servicios premium a los clientes por una tarifa mensual o anual y permite a los vendedores independientes vender a clientes bajo ciertas condiciones.

La Comisión encontró que las reglas y criterios para "Buy Box" y Prime favorecerían de forma indebida el negocio minorista de Amazon, así como a los vendedores del mercado que utilizan la logística de Amazon y los servicios de entrega. Este sesgo "puede dañar a otros vendedores del mercado, sus operadores independientes, otros mercados, y a los consumidores que pueden no llegar a ver las mejores ofertas", según la Comisión.

Amazon, que se arriesga a una multa de hasta el 10% de su facturación mundial si se le declara culpable de infringir las normas de la UE, ha asegurado que, aunque no está de acuerdo con varias de las conclusiones de la Comisión, ha colaborado de forma constructiva con el organismo. No hay que olvidar que su intento de acuerdo llega tras acordarse los textos finales de la Ley de Mercados Digitales, que busca frenar el poder de las grandes tecnológicas. 

En un comunicado, el gigante del comercio electrónico ha asegurado que “aunque tenemos serias reservas sobre la manera en la que la Ley de Mercados Digitales (DMA) apunta como blanco, injustamente, a Amazon y a otras compañías estadounidenses, y estamos en desacuerdo con varias de las conclusiones a las que ha llegado la Comisión Europea, hemos establecido una relación constructiva con ella para responder a sus preocupaciones y poder seguir ofreciendo nuestros servicios a los clientes europeos y a las más de 185.000 pymes europeas que venden a través de nuestras tiendas. Ninguna compañía se preocupa tanto como Amazon por las pequeñas y medianas empresas o ha hecho más que nosotros para apoyarlas en las últimas dos décadas”.

Si las partes alcanzaran un acuerdo, Bruselas evitaría una larga batalla judicial y la multinacional los cargos formales de violar la ley de competencia de la UE y una cuantiosa multa. Esta no sería la primera vez que Amazon sella un pacto de este tipo. Ya lo hizo en 2017, cuando Bruselas le investigaba por prácticas anticompetitivas en el  negocio de los libros electrónicos. 

Los compromisos, al detalle

Para resolver los temores de la Comisión Europea en cuanto a sus prácticas comerciales, Amazon ha ofrecido a Bruselas varios compromisos. Estos son: 

1. Con respecto a los datos de los vendedores, Amazon se compromete a abstenerse de utilizar datos públicos relacionados o derivados de las actividades de vendedores independientes en su mercado. Esto se aplicaría tanto a las herramientas automatizadas de Amazon como a los empleados que podrían utilizar de forma cruzada los datos de Amazon Marketplace, con el fin de tomar decisiones de venta al por menor. Los datos relevantes abarcarían tanto datos individuales como datos agregados, tales como condiciones de venta, ingresos, envíos, información relacionada con el inventario, etc. Amazon se compromete a no utilizar tales datos con el fin de vender productos de marca, así como sus productos de marca privada.

2. En relación con la "Buy Box" de Amazon, se compromete a aplicar el mismo trato a todos los vendedores al clasificar sus ofertas a los efectos de la selección del ganador de la "Buy Box". Además, se compromete a mostrar una segunda oferta competidora al ganador de la "Buy Box" si hay una segunda opción suficientemente diferenciada de la primera en precio y/o entrega. Ambas ofertas mostrarán la misma información descriptiva y brindarán los mismos experiencia de compra, "lo que mejorará la elección del consumidor", según indica el comunicado de la CE.

3. Por último, los compromisos respecto a Prime incluyen establecer condiciones y criterios no discriminatorios para la calificación de los vendedores y ofertas a Prime y para permitir que los vendedores de Prime elijan libremente cualquier transportista para sus servicios y negociar los términos directamente con el. También se incluye el compromiso de no usar ninguna información obtenida a través de Prime sobre los términos y el desempeño de transportistas de terceros para sus propios servicios logísticos.

Normas
Entra en El País para participar