44 ANIVERSARIO CINCODIAS

Herramientas digitales para aprovechar hasta la última gota

Aqualia ha desarrollado la plataforma Aqualia Live dentro de su estrategia de digitalización para gestionar el agua de forma más inteligente y sostenible en las ciudades y procesar un gran volumen de tareas optimizando el trabajo

Centro de control de agua de Aqualia. AQUALIA
Centro de control de agua de Aqualia. AQUALIA

La digitalización del ciclo del agua es estrategia de país y eje fundamental en Aqualia, que incorpora desde hace años herramientas tecnológicas para mejorar la atención y el bienestar de las personas y cuidar de nuestro entorno.

En línea con la aprobación del Perte que movilizará más de 3.000 millones de euros de fondos públicos y privados y creará alrededor de 3.500 empleos, la compañía trabaja en la mejora del ciclo integral del agua, reduciendo y evitando pérdidas en las redes de distribución, y en la optimización de los procesos relacionados con la organización interna y el servicio al cliente.

Para ello, la empresa ha incrementado su inversión un 232% el último año en transformación digital. La plataforma Aqualia Live permite gestionar el agua de forma más inteligente en las ciudades y reducir la huella hídrica. Según María Ángeles Vicente, directora de TI de la compañía, esta herramienta “dispone de la información integrada de redes, instalaciones, telemedida, así como fuentes externas, como la información meteorológica, para la supervisión de las redes de agua potable en tiempo real”.

La plataforma Aqualia Live concentra los servicios digitales de la compañía

Asimismo, el sistema “engloba el ciclo completo del dato desde la captación en los dispositivos IoT, el procesamiento en tiempo real, el enriquecimiento y transformación y la generación de inteligencia de negocio. Además, cuenta con técnicas de inteligencia artificial y big data para mejorar la eficiencia técnica y, en definitiva, el servicio a los ciudadanos, sin perder de vista la perspectiva de sostenibilidad medioambiental tan propia del sector", añade María Ángeles Vicente.

Aqualia Live es la plataforma modular e integrada de Aqualia, en torno a la que se concentran todos los servicios digitales de la compañía. Otra de las utilidades incluidas es la optimización del trabajo en campo realizado en movilidad con las tabletas o smartphones.

Esta optimización permite la asignación de tareas al equipo del servicio especializado y más cercano, tanto para actuaciones de mantenimiento como para incidencias. El objetivo, explica la directora de TI y digitalización de Aqualia, es proporcionar “el geoposicionamiento en continuo, lo que implica la optimización de recorridos y la asignación de órdenes".

Apoyo a la transformación local

Aqualia colabora con los ayuntamientos en los que presta servicio para implantar modelos eficaces de gestión del agua y convertir estas corporaciones en centros con estructuras interconectadas –agua, edificios, semáforos, residuos, etcétera– desde donde ofrecer una atención más eficaz y minimizar la emisión de CO2.

Ejemplo de ello es la implantación de telelectura de contadores, una iniciativa con importantes beneficios en el ahorro de recursos hídricos y mayor valor añadido, aportando información sobre su consumo y avisando de las anomalías para favorecer un uso más sostenible. A ello hay que añadir la comodidad de la lectura de los contadores a distancia, sin acceder a la vivienda ni modificar las instalaciones.

La inversión que Aqualia está llevando a cabo para su desarrollo tecnológico persigue mejorar la eficiencia y competitividad de los servicios; implementar procesos de digitalización en proyectos de gestión, comunicación y operaciones desde una perspectiva humana y respetuosa con el medio ambiente; e impulsar municipios y ciudades más sostenibles, sociales y conectadas con el fin prioritario de dar mejor servicio a sus habitantes.

Fuente de vida y productividad

AQUALIA ha desarrollado la plataforma Aqualia Live dentro de su estrategia de digitalización de los servicios de gestión de agua urbana.

La industria 4.0 es la nueva realidad de empresas como Aqualia, toda una revolución capaz de desarrollar e integrar aquellas soluciones que permitan a las empresas ofrecer un servicio óptimo y eficiente con un impacto trasversal en todo el tejido productivo.

Uno de los objetivos de país es avanzar hacia una España digital, con importantes efectos en la productividad, el crecimiento y la creación de puestos de trabajo y con un impacto directo en la mejora del bienestar y el acceso a productos y servicios.

Más si cabe si se trata del ciclo del agua, un recurso de vital importancia para las personas, pero también para los actores de la economía que beben de una materia prima imprescindible en innumerables sectores de actividad.

Desde Aqualia consideran que el aprovechamiento de tecnologías de la información y telecomunicaciones en los distintos usos del agua contribuirá a aumentar el conocimiento de las demandas de este recurso, mejorando la gobernanza de la gestión y redundando en importantes ahorros de esta fuente de vida y rendimiento empresarial.

Normas
Entra en El País para participar