¿El mejor jefe del mundo?

La taza de café de Michel Scott en ‘The Office’ encierra mensajes de lo que debe ser, y no debe hacer, un líder

Siete frases que definen a un jefe que evita siempre dar malas noticias

¿El mejor jefe del mundo?

El mejor jefe del mundo, así reza la autorregalada taza de café de Michel Scott [el actor Steve Carrell] en la serie The Office. Casi 10 millones de páginas en Google sobre su estilo de liderazgo, de entre ellas varias tesis doctorales e investigaciones académicas, muestran cuántos aprendizajes, recetas y diagnósticos se han generado. La versión americana, más dulce que la ácida original británica, permite unos mayores aprendizajes sobre el liderazgo. Su guionista principal, Greg Daniels, (The Simpsons, Seinfeld) empezó con una investigación etnográfica en oficinas reales para obtener una muestra de la dinámica disfuncional de una oficina de cualquier pequeña empresa. Analizamos en este entorno cuál es el estilo de liderazgo de Michael Scott a través de algunas de sus frases célebres.

1. “Sé cómo delegar. Y mi equipo hace más trabajo cuando no estoy aquí. Se hace la misma cantidad de trabajo ya sea estando yo aquí, o no”. Un líder con múltiples fallos y debilidades, que dirige la sucursal más exitosa de la papelera Dunder Mifflin, en Scranton (Pensilvania), creando fuertes relaciones con su equipo. Un estilo de liderazgo que prioriza los mensajes verbales sobre los no verbales, que enfatiza las dimensiones auténticas de las relaciones personales, mostrando un corazón solidario con casi todos sus empleados. Encontramos muchos aspectos positivos de liderazgo, siempre anhelando tener un equipo exitoso, extrovertido y espontáneo. Un líder influenciador que potencia un entorno positivo a través de la motivación, la innovación y el equipo.

2. “¿Tengo alguien especial? Bueno, sí, por supuesto. Un montón de ellos. Mis empleados”. Motivación. Michael Scott tiene una experiencia previa en ventas que le convierte en un modelo para los demás. Convoca reuniones para escuchar a su equipo, proporcionarles un espacio para participar, empatizar y potenciar la transparencia de la información. Intenta motivar a un equipo, consciente de vivir en un agujero como es Scranton. Intenta construir relaciones y busca premiar a todos sus miembros.

3. “Fallas el 100% de los tiros que no haces”. Innovación. Escucha todas las necesidades y deseos de su equipo, procesa esta información e intenta tomar decisiones basadas en este input. Potencia su creatividad para beneficiar al cliente, diferenciándose de los grandes competidores a través de la creatividad y de la informalidad.

4. “Haz amigos primero. Haz las ventas en segundo lugar. Haz el amor en tercer lugar. Sin ningún orden en particular”. Potencia tener un equipo pequeño, con roles bien definidos, que tenga una conexión especial con sus clientes. Favorece la mezcla entre habilidades sociales y técnicas, con perfiles socioculturales distintos. La mayoría de capítulos se basan en las relaciones entre él y sus empleados.

5. “Estoy huyendo de mis responsabilidades. Y me siento bien”. Michael Scott es al mismo tiempo, como muchos otros líderes, un directivo real, que puede llegar a ser cínico y maltratador de algún colega, con la falta de la estabilidad emocional necesaria para dirigir.

6. “No, no les voy a hablar de los despidos. Si un paciente tiene cáncer, no se lo dices”. Utiliza métodos de comunicación totalmente ineficaces. Múltiples reuniones sin agenda y constante pérdida de tiempo. Evita dar malas noticias sabiendo que no está siendo honesto. Invierte el modelo de comunicación de sándwich recomendado de empezar por las buenas noticias, dar después las malas noticias y acabar con una nota positiva final. Prefiere en ciertas situaciones encerrarse en su despacho para evitar interactuar con su equipo.

7.“Eso es lo que dijo ella”. La más célebre frase de la serie: irrespetuosa, no entendible, con connotaciones sexistas pero que no puede evitar repetir, aunque es consciente de la confusión que genera. Potencia la diversidad en su equipo, pero al mismo tiempo lo hace con una extrema falta de sensibilidad.

The Office es puro realismo. El productor Michael Schur dio una única instrucción a su equipo de filmación: “quiero realidad y belleza”. Un brillante ejercicio de falso documental basado en el mayor realismo. Cuenta la historia que Schur dio una metáfora visual de inicio a su equipo de producción: “un parking de oficina de cemento, con una apariencia aburrida, donde una pequeña flor se asoma a través de una grieta en el pavimento”. Una metáfora visual que muestra como la serie es una sátira de la multitud de aburridos espacios de oficinas, y como esta pequeña flor de esperanza y amor era la relación entre los empleados de Dunder Mifflin. Aunque ese equipo lo dirija un líder que reconoce “a veces empiezo una oración y ni siquiera sé a dónde va, solo espero encontrarla”.

Gerard Costa es profesor titular de Esade-URL

Reina en las redes sociales

The Office fue estrenada en la NBC el 24 de marzo 2004, casi dos años después de la cancelación de su homónima británica. A diferencia de esta, que se mantuvo dos temporadas en antena, la versión estadounidense llegó a las nueve, y cuando finalizó su emisión, en 2013, ya contaba con 201 episodios. El rodaje en modo de falso documental brindó al formato de sitcom una nueva dimensión permitiendo a los actores mirar a cámara y romper la cuarta pared en muchas de las escenas, marcando distancia con otras series contemporáneas incluyendo falsas entrevistas a los personajes entre escenas. La hilaridad de este sistema llevó a muchos creadores a incluirlo en otras series como Modern Family (ABC, 2009-2020), Parks & Recreation (NBC 2009-2015) o la española Paquita Salas (Netflix, 2016-).

A punto de cumplirse los veinte años de su estreno The Office sigue encontrándose en las listas de las mejores series de televisión y se ha convertido en un icono cultural universal. Fue origen de numerosas adaptaciones en otros países de todo el mundo y ha sido de las primeras producciones clásicas en aparecer disponible en plataformas de streaming. Hoy sigue protagonizando memes y vídeos virales en redes sociales.

Normas
Entra en El País para participar