Inmobiliario

Merlin arranca las obras de sus ‘data centers’ con cuatro prealquileres

La compañía pone hoy la primera piedra de Arasur en Vitoria

Recreación del proyecto Arasur, a la izquierda de la imagen, de Merlin en Vitoria.
Recreación del proyecto Arasur, a la izquierda de la imagen, de Merlin en Vitoria.

Merlin Properties arranca las obras de lo que será su primer data center, un negocio nuevo para la inmobiliaria y que ha ido preparando en los últimos años. Hoy pondrá la primera piedra del centro llamado Arasur, cerca de Vitoria, con presencia del lehendakari Íñigo Urkullu.

Esta obra será la primera en arrancar, pero próximamente la socimi espera que lleguen las licencias urbanísticas de la infraestructura de Barcelona, primero, y después de Madrid, según avanzó la propia inmobiliaria en su junta de accionistas de mayo.

La socimi arranca las obras de esta apuesta con los primeros precontratos de alquiler para sus tres centros españoles y en negociación para otro en Lisboa, según fuentes del sector. De esta forma, la empresa se garantiza una ocupación mínima para ocupar una parte de esos centros, incluso sin haber arrancado la construcción.

Ismael Clemente, consejero delegado de Merlin, comunicó en mayo un primer preacuerdo sin desvelar qué operador ocupará la instalación para generar esos primeros megawatios (MW). El primer contrato firmado es para el uso de 2 MW en un pacto a 45 años en Vitoria. Pero el mismo operador ha acordado arrendar también espacio en Madrid y Barcelona. En el caso de Lisboa, la inmobiliaria estaría negociado con otra compañía.

Estos operadores que necesitan capacidad de MW suelen ser las grandes compañías tecnológicas que dan soluciones en la nube a empresas y usuarios.

Merlin lleva alrededor de tres años preparando el lanzamiento de este nuevo negocio. La compañía tiene prevista una inversión de 596 millones de euros para construir una infraestructura con capacidad para 70 MW en dos fases, aunque podría llegar hasta 240 MW en un futuro. Las previsiones públicas de la empresa indican que esperan alrededor de 75,2 millones en ingresos por estos primeros centros.

Actualmente en España hay únicamente alrededor de 100 MW de capacidad instalada, según un reciente informe de la consultora Colliers, que destacaba un boom de 20 proyectos para otros 505 MW. Aunque los expertos de este mercado ven complicado que algunos se lleven adelante por la elevada especialización necesaria, la falta de recursos humanos expertos y, también, si los nubarrones macroeconómicos ensombrecen el acceso al capital.

La obra que arranca hoy de Arasur podría terminar en algo más de un año, ya que la compañía anunció que en 2023 estaría funcionando el primer módulo, de alrededor de 3 MW. El objetivo es que esta instalación vitoriana cuente finalmente con 100 MW en 17.600 metros cuadrados. Igualmente, se espera que los de Madrid y Barcelona puedan estar operativos el año que viene. En la primera fase, con la construcción de los primeros módulos, Merlin espera operar 12 MW.

Según una presentación pública de Merlin para inversores, la compañía calcula que destinará 148 millones este año en las primeras obras de los centros, otros 167 millones en 2023 y 103 millones en 2024.

Para operar estos centros, Merlin se ha asociado con la empresa estadounidense Endeavour, especialista en centros de datos, junto a la que creó al 50% una joint venture llamada Edged Spain que es la encargada del diseño y la gestión. La socimi tiene la opción de comprar esa compañía conjunta en un futuro.

Entre otros proyectos de data centers en preparación destacan los anunciados de compañías como Stonsheild, Interxion, Panattoni, Thor, Meta, Ingenostrum o el de Aire Networks, según recoge Colliers.

Normas
Entra en El País para participar