Las operaciones verdes triunfan sobre el rojo de los mercados

A largo plazo habrá un impulso para acelerar la descarbonización por razones de autosuficiencia

Fábrica de CATL en Ningde, Zhejiang (China).
Fábrica de CATL en Ningde, Zhejiang (China). reuters

No todo es igual en renta variable. Ante al miedo de los inversores, la descarbonización está dominando las ventas de acciones este año.

El paladín chino de baterías para coches eléctricos Contemporary Amperex Technology, CATL, es un ejemplo. Decenas de inversores pujaron con entusiasmo la semana pasada por su colocación privada de 6.300 millones de euros en la Bolsa de Shenzhén, con el doble de órdenes de lo ofertado. Es la mayor operación en la Bolsa china este año y la segunda mayor del mundo... tras la OPV de 10.100 millones de LG Energy Solutions, rival surcoreano de CATL.

Incluso adormecidas utilities estatales han recurrido a los mercados. Hace unos meses, la Autoridad de Electricidad y Agua de Dubái vendió 5.700 millones en acciones como una oportunidad para explorar tecnologías de almacenamiento de renovables; el Gobierno francés trató de calmar a los inversores de EDF, en apuros por las interrupciones nucleares, respaldando una emisión de derechos de 3.200 millones.

Frente a un desplome del 71% en el valor de las OPV hasta mayo, estas operaciones con tintes verdes están siendo un raro punto positivo. Suponen dos tercios de los 47.000 millones recaudados en las 10 principales operaciones de Bolsa mundiales, estimamos.

Aunque algunos Gobiernos han vuelto a recurrir a los combustibles fósiles, las últimas inversiones sugieren que a largo plazo habrá un impulso para acelerar la transición verde por razones de autosuficiencia. Incluso en China, donde las importaciones de productos rusos se han disparado, Pekín ha publicado políticas de fomento de las renovables y ha puesto en marcha más subvenciones para la compra de coches eléctricos.

La subida de las materias primas amenaza con erosionar los beneficios y encarecer las nuevas inversiones, pero la subida de la energía y la mayor penetración en el mercado podrían compensarlo. El desplome de los mercados también puede atraer algunas miradas nuevas. La valoración de CATL ha caído a 59 veces los beneficios previstos, frente a las 80 veces de hace seis meses.

Los autores son columnistas de Reuters Breakingviews. Las opiniones son suyas. La traducción, de Carlos Gómez Abajo, es responsabilidad de CincoDías