Aerolíneas

Lufthansa suspende 3.100 vuelos para julio y agosto ante las dificultades para ejecutar la programación

Recorta en un 4% la capacidad prevista

Aviones de Lufthansa en el aeropuerto de Fráncfort.
Aviones de Lufthansa en el aeropuerto de Fráncfort.

La nueva ola de contagios por Covid-19 en Europa y los problemas para ejecutar la programación prevista, han hecho que Lufthansa haya cancelado hasta 3.100 vuelos para este verano. A las 900 cancelaciones decididas a primeros de mes, se suman otras 2.200 operaciones entre vuelos domésticos e internacionales previstos para julio y agosto. Tal volumen de operaciones suponen un 4% de de la capacidad de la compañía aérea en este periodo de temporada alta, según estima un portavoz.

La explosión de la demanda en Europa, tras el levantamiento de las restricciones a la movilidad, supone todo un deafío para aerolíneas y aeropuertos, que deben adaptar rápidamente su capacidad tras dos años actuando bajo mínimos. Esta reactivación también ha avivado reivindicaciones laborales, e incluso movilizaciones, por parte del personal de firmas como Ryanair, Easyjet, British Airways, Air France y el grupo Lufthansa. A ello, se suman paros en el control aéreo francés, lo que complica el tráfico desde o hacia España.

En el caso de Ryanair, los tripulantes de cabina de pasajeros en España, Portugal y Bélgica han iniciado hoy una huelga a la que sumarán las plantillas en Italia y Francia en los próximos días. Lufthansa, por su parte, tenía previsto recueperar este verano el 75% de la capacidad desplegada en el mismo periodo de 2019.

Aeropuertos como Heathrow, Gatwick y Ámsterdam Schiphol también han tomado medidas para evitar para evitar el colapso en las próximas semanas, demandando a las aerolíneas que recorten su producción.

Normas
Entra en El País para participar