Aerolíneas

USO llama a los 450 tripulantes de cabina de Easyjet España a nueve jornadas de huelga en julio

La empresa niega un bloqueo en las conversaciones, pero los paros en busca de mejoras salariales están fijados el 1, 2, 3 , 15, 16, 17, 29,30 y 31 de julio

Un grupo de viajeros accede a un avión de Easyjet.
Un grupo de viajeros accede a un avión de Easyjet.

El sindicato mayoritario en Easyjet España, USO, ha llamado a los 450 tripulantes de cabina de pasajeros (TCP) con base en Palma, Barcelona y Málaga a nueve jornadas de huelga en julio. El colectivo reclama mejoras salariales y el secretario general de USO en la base malagueña, Miguel Galán, asegura que la empresa ha bloqueado cualquier tipo de propuesta de la plantilla en la negociación del segundo convenio colectivo. Los paros de 24 horas están previstos los días 1, 2, 3, 15, 16, 17, 29, 30 y 31 del próximo mes. Con todo, las negociaciones entre empresa y trabajadores siguen abiertas.

Galán ha apuntado en rueda de prensa que un TCP entrante en la compañía cobra un salario base de unos 850 euros, cifra que sube a 950 euros pasado un año de experiencia. Desde USO se reclama una mejora mínima del 40%, a lo que se sumarían complementos por horas voladas también al alza. “Llegar al nivel de nuestros compañeros en Francia supondría un aumento del 80%, que entendemos imposible ante la actual situación económica, pero sí reivindicamos la máxima equiparación posible con el resto de bases europeas”, ha afirmado el representante sindical.

Desde Easyjet se ha manifestado decepción con este movimiento "en un momento tan crítico para la industria, especialmente porque ya hemos hecho un progreso considerable hacia un nuevo convenio colectivo". La empresa se había abierto a "continuar el diálogo constructivo" con los representantes de la plantilla de TCPs, y así se ha decidido en una reunión ante mediadores del SIMA celebrada durante la tarde: la convocatoria se mantiene y el diálogo estará abierto hasta el día 30. De momento no hay mayor acuerdo y mañana se vuelve a la mesa de negociación.

La empresa ha mostrado decepción por la llamada a la huelga ante el momento que vive la industria y los progresos en las negociaciones

USO subraya que un TCP de Easyjet en Alemania percibe entre 1.800 y 1.900 euros de salario base, mientras que en España se ronda el salario mínimo interprofesional como salario base. Los contactos entre empresa y sindicatos se producen desde el pasado mes de febrero y la otra fuerza que participa en el diálogo con la compañía es Sitcpla, que no se ha adherido a esta movilización. El punto de fricción en este caso es si los sueldos deben compararse con los que se ofrecen en bases europeas, tal y como defiende USO, o con los del mercado aéreo español, que parece ser la posición de la compañía.

Desde USO se estima un nivel de afiliación del 80% entre los TCP españoles, con ocho de los 13 representantes de la mesa de negociación del convenio bajo su paraguas. Los otros cinco están en mesa en representación de Sitcpla. Estos dos sindicatos sí van de la mano en la convocatoria de huelga para finales de mes en Ryanair.

Mercado clave

Easyjet cuenta con siete aviones basados en Palma, seis en Barcelona-El Prat y cinco más en Málaga en un momento de difícil reactivación tras el paso de la pandemia. Las bases de Palma y Málaga son estacionales y la mayoría delpersonal, fijo discontinuo. Allí se trabaja ocho meses y se para cuatro.

La mediación del SIMA concluye sin acuerdo, pero con el compromiso de que continúe la negociación del convenio hasta el día 30

Las aerolíneas británicas no han tenido mecanismos similares a los de los ERTE españoles y se ven ahora en dificultades para adaptarse a la explosión de la demanda de viajes. De hecho, la compañía anunció ayer que recorta operaciones en Ámsterdam y Gatwick, dos de sus dos mayores bases, ante la escasez de personal de tierra y en busca de evitar un colapso. España es uno de los principales mercados estacionales de la low cost británica, que lleva años como uno de los principales alimentadores de tráfico para Aena.

Otras de las reivindicaciones sindicales pasan por la introducción de un complemento salarial por antigüedad, el reconocimiento en las nóminas del alza del IPC, o la reducción de la jornada laboral en favor de un mayor descanso de las tripulaciones y conciliación del trabajo con la vida familiar. “Trabajamos una hora diaria más que en las bases europeas, con jornadas que pueden llegar a las 12 o 13 horas por jornada”, se ha quejado el secretario general de USO en el aeropuerto de Málaga.

Normas
Entra en El País para participar