Tecnología y medio ambiente

Una aplicación catalana cuenta los pasajeros de los taxis en una ciudad del sur de Inglaterra

Nextium by Idneo es la compañía que lo ha puesto en marcha en essta ciudad que cuenta con un distrito digitalizado con conexión 5D en el que se desarrollan pruebas de eficacia urbana

Playa de Bournemouth, localidad del sur Inglaterra.
Playa de Bournemouth, localidad del sur Inglaterra. Getty Images

La empresa catalana Nextium by Idneo está desarrollando en Bournemouth, una localidad costera del sur de Inglaterra, un proyecto con su tecnología basada en el radar y el 5G para reducir el tráfico, especialmente en las zonas en las que tienen prioridad de paso los vehículos de alta ocupación.

La empresa ha introducido su aplicación en los taxis de Bournemouth en el marco de una prueba piloto que solo deja pasar vehículos con alta ocupación en una zona prioritaria.

La ciudad de Bournemouth (cerca de 200.000 habitantes) cuenta con un distrito digitalizado con conexión 5G, en el que se llevan a cabo varias pruebas de eficiencia urbana y regulación de tráfico.

El sistema, según explica el supervisor de Nextium by Idneo, Jordi Vila-Planas, permite que, cuando un taxi llega al distrito digitalizado, el dispositivo indica a la red el número de ocupantes que lleva, y si supera el límite mínimo de ocupación, se le permite el paso.

En una segunda fase, la aplicación se instalará en autobuses, lo que permitirá tener información en tiempo real para mejorar las rutas o detectar picos de demanda para ajustar los recursos empleados.

La empresa quiere que la aplicación ofrezca también a medio plazo datos biomédicos que permitan, por ejemplo, detectar la somnolencia del conductor o la presencia de niños solos en vehículos aparcados.

Nextium by Idneo, ubicada en la localidad barcelonesa de Mollet del Vallès, se puso en marcha en abril de 2021 y ya cuenta con unos sesenta trabajadores. Su actividad se centra en el mercado internacional, donde vende el 90% de sus productos.

Esta compañía tecnológica además forma parte del proyecto InPercept (Percepción Inteligente para los vehículos autónomos y conectados). Este consorcio está formado por empresas del sector de automoción español (Ficosa, Cap Gemini Engineering, Datik, Hi Iberia, Inelmatic, Nommon y Orim).

InPercept plantea una serie de objetivos ambiciosos relacionados con la percepción inteligente de vehículo y su aplicación como la obtención de nuevos sistemas de percepción exterior para mejorar la detección de los elementos del entorno en condiciones exigentes, la implementación de un sistema de percepción interior para la monitorización de conductor y ocupantes, así como de sistemas HMI interior y exterior.

Dentro de las tecnologías de percepción interior se encuentra la implementación de un sistema de monitorización de la cabina, el conductor y los ocupantes. Esta solución tecnológica está basada en sistemas radar y permite monitorizar el estado del conductor y su aptitud para conducir. El sistema obtiene los patrones vitales (respiración y ritmo cardíaco), y otra información de carácter cognitivo, como el nivel de somnolencia de éste.

Por otra parte, dentro del ámbito de la conectividad vehicular, se aportará tecnología 5G con capacidades C-V2X para la comunicación entre vehículos, y de estos con la infraestructura. Las unidades aportadas contarán con técnicas de ciberseguridad avanzadas y geolocalización de precisión. Además, proveerá a las Smart Cities de datos de circulación de los vehículos, explica la compañía en su página web.

 

50.000 usuarios de motos eléctricas en París

Primer año. La compañía de movilidad sostenible Cooltra ha alcanzado los 50.000 usuarios de motos eléctricas compartidas durante su primer año en París (Francia), ciudad a la que llegó en junio del 2021 y donde es el segundo operador más utilizado, con un 15% de la cuota de mercado. Según un comunicado de la Conselleria de Empresa y Trabajo catalana, Cooltra ha contado con el apoyo de la agencia para la competitividad de la empresa, Acció, para su implantación en Francia, a través de la Oficina.

2000 motos. Actualmente, la empresa catalana dispone de 2.000 motos eléctricas y una nave de 1.064 metros cuadrados entre almacén y oficinas en Francia y ha contratado a 50 trabajadores. La compañía prevé un crecimiento “aún más importante y sostenido en París” durante los próximos meses y espera ocupar el 30% de cuota de mercado antes de 2023. Cooltra alcanza 50.000 usuarios de motos eléctricas compartidas en su primer año en París (Francia).

Menos emisión de CO2. Cooltra asegura que en solo un año en la capital francesa ha permitido ahorrar la emisión de 105 toneladas de CO2 y más de 80.000 horas de ruido gracias a los vehículos eléctricos, “un impacto positivo para la ciudad”.

Cursos. La empresa colabora con la asociación parisina ‘Prévention Routière’ para ofrecer cursos de conducción y seguridad vial y difundir el uso adecuado de la moto eléctrica.

Normas
Entra en El País para participar