Energía>

El gas se dispara un 20% más ante nuevas amenazas rusas sobre el suministro

El precio del combustible ha llegado a tocar los 148 euros/mwh, cuando hace solo tres días se situaba alrededor de los 83 euros/mwh.

Una estación compresora de gas ruso en Mallnow, Alemania
Una estación compresora de gas ruso en Mallnow, Alemania REUTERS

El precio del gas natural en Europa se ha vuelto a disparar hoy, impulsado por el miedo a mayores recortes en los envíos rusos. El gigante energético Gazprom, que debido a presuntos problemas técnicos ya ha recortado los flujos por el gasoducto Nord Stream en un 60%, estaría contemplando suspender sus exportaciones por esta ruta totalmente, según señaló un diplomático ruso. En este contexto, los futuros del gas natural en el mercado neerlandés, que es el referente de europeo, han llegado a dispararse hasta los 148.5 euros/mwh durante la sesión de hoy, un precio que no se veía desde marzo y que está un 22% por encima del precio de cierre anterior. Cabe destacar que hasta hace tan solo tres días, el precio del gas se situaba alrededor de los 83 euros/mwh.

El Nord Stream es la principal vía de abastecimiento para países como Alemania, Austria, República Checa y el norte de Francia. En este contexto, las empresas energéticas Engie, Uniper, Eni y OMV han confirmado que ya están recibiendo menos envíos desde el país euroasiático, generando tensión sobre los precios regionales.

Por su parte, Gazprom ha argumentado que los recortes se deben a presuntos problemas con las reparaciones de unas turbinas producidas por Siemens. De hecho, el gigante ruso afirma que las sanciones occidentales han dejado atascados en el extranjero equipos clave para el funcionamiento del Nord Stream, y por eso se espera una caída en el suministro.

Los especialistas, no obstante, descartan un colapso del sistema energético. “Los temores de escasez acechan al mercado, pero el riesgo de que Europa se quede sin combustible es menor. Las importaciones récord de los últimos meses de suministros de GNL, principalmente estadounidenses, restauraron el almacenamiento a niveles normales rápidamente. Con una demanda estacionalmente baja, los inventarios seguirán acumulándose a pesar de la interrupción parcial de Rusia, y deberían durar hasta fines del invierno o principios de la primavera del próximo año”, aseguran desde el banco suizo Julius Baer. Cabe destacar que esta crisis también se da en el contexto de una posible caída en los envíos de GNL, ya que una de las principales instalaciones de exportación en Texas permanecerá cerrada luego de un incendio la semana pasada.

Bruselas ha temido durante meses los cortes de suministro de Rusia en represalia por las sanciones dirigidas a Moscú por su invasión de Ucrania. Si bien sus reservas se encuentran de media al 52% de su capacidad y la posibilidad de un desabastecimiento total es poca, esta última crisis podría impulsar los precios de la energía y la inflación aún más.

En contraste, Rusia estaría afianzando su relación con los gigantes asiáticos como compradores de gas. En este sentido, cabe destacar que Gazprom aumentó los suministros de gas a China en un 67% en los cinco primeros meses del año, según ha resaltado hoy el gigante ruso.

Normas
Entra en El País para participar