Aerolíneas

USO y Sitcpla mantienen la huelga en Ryanair tras una mediación fallida

Las partes se han sentado ante el SIMA tras la ruptura de las negociaciones del convenio colectivo de tripulantes de cabina de pasajeros

Varios viajeros descienden de un avión de Ryanair.
Varios viajeros descienden de un avión de Ryanair.

Continúa en pie la convocatoria de huelga para los tripulantes de cabina de pasajeros (TCP) de Ryanair en España. Tres abogados de la compañía y representantes de los sindicatos USO y Sitcpla se han sentado desde las 13 horas ante el Servicio Interconfederal de Mediación y Arbitraje (SIMA) en busca de un acuerdo que levantara el paro de final de mes y primeros de julio, pero ha sido sin éxito alguno. Los representantes de los trabajadores ya apreciaban como un mal indicio que no se haya desplazado a Madrid ningún directivo de Ryanair.

Las seis jornadas de paro están fijadas entre el viernes 24 y el domingo 26, y del jueves 30 de junio al sábado 2 de julio, en las en las diez bases de la aerolínea en España (Madrid, Málaga, Sevilla, Alicante, Valencia, Barcelona, Girona, Santiago de Compostela, Ibiza y Palma de Mallorca). La protesta coincide con el inicio del periodo vacacional en España, aunque desde la aerolínea se ha expresado que no se espera un fuerte seguimiento entre la plantilla de 2.000 TCPs.

USO y Sitcpla han pedido disculpas a los pasajeros cuyos vuelos se vean afectados, “pero debemos continuar luchando por conseguir unas condiciones laborales dignas y que se nos apliquen los mismos derechos que al resto de trabajadores en España”.

Los sindicatos explican que han tomado a esta medida de presión para obligar a la empresa a volver a la mesa de negociación del convenio colectivo, a la que ya no acudió el pasado día 9 al considerar que su interlocución ha de producirse con CC OO.

Esta última central tiene mínima representación en la low cost, pero ha conseguido un acuerdo de mejora de las condiciones salariales y de trabajo que Ryanair está dispuesta a aplicar a sus afiliados de forma inmediata.

Tanto la compañía como CC OO prevén un rápido trasvase de afiliados de Sitcpla y USO, tras lo que negociarían el convenio con visos de activación en octubre de 2023. Los sindicatos beligerantes han cargado contra esta irrupción de CC OO, hablando de una estrategia para anularlos, y contra la negativa de Ryanair a mantener el diálogo con ellos. Durante los últimos años han sido abundantes los desencuentros por el cierre de bases, despidos o, simplemente, por la estructura de contratación del personal español bajo regulación irlandesa.

Normas
Entra en El País para participar