Medel dimite como presidente de la Fundación Unicaja y evita que se valore su idoneidad en el cargo

José Manuel Domínguez le sustituye en el cargo

El expresidente de la Fundación Unicaja, Braulio Medel, en una imagen de archivo.
El expresidente de la Fundación Unicaja, Braulio Medel, en una imagen de archivo.

La Fundación Unicaja arranca una nueva etapa. El patronato de la institución, ha aprobado la dimisión de Braulio Medel como patrono y presidente y ha acordado por unanimidad el nombramiento de José Manuel Domínguez como su sustituto. Con su cese, además, Medel ha logrado paralizar el informe de idoneidad que había solicitado el Gobierno ante las dudas por su idoneidad para el cargo. Su relevo en la presidencia, José Manuel Domínguez Martínez, es un perfil que causa consenso entre todos los grupos de interés tras las turbulencias en la gobernanza de la Fundación en los últimos tiempos.

Y es que, en marzo, la Fiscalía de Málaga abrió diligencias contra Medel a raíz de una denuncia de la Confederación Intersindical del Crédito (CIC) que le acusaba de delitos de estafa, apropiación indebida, administración fraudulenta o desleal y contra la Hacienda Pública.

La cuestión llegó hasta el Gobierno. El Protectorado de Fundaciones Bancarias, que depende del Ministerio de Asuntos Económicos y Transformación Digital, inició una investigación a raíz de los escritos recibidos de cuatro patronos de la Fundación Unicaja para impugnar la renovación de los cuatro consejeros que la fundación tiene en Unicaja Banco. El Protectorado llegó a expresar sus "serias dudas" de que concurriese en Medel, "la necesaria idoneidad y honorabilidad comercial y profesional para el desempeño de sus funciones" y encargó un informe independiente a la firma Baker McKenzie para valorar esa idoneidad.

En la votación de hoy, la Fundación acordó pedir al Protectorado que en ese informe se pronuncie solo sobre la gobernanza de la Fundación y no sobre la idoneidad de Braulio Medel como presidente, al haber cesado en su cargo.

El propio Medel, cuyo mandato vencía en otoño, ya comunicó el pasado 14 de abril que renunciaría a la presidencia de la Fundación "en un corto periodo de tiempo" que permitiese "una transición ordenada". En ese momento, Medel atribuyó su decisión a varias razones, como el citado informe del Protectorado, que cuestionaba su idoneidad para el cargo, la existencia de "un sinfín de presiones externas y de persistentes campañas mediáticas hostiles" y la "imperativa atención" a otros deberes de índole personal y familiar.

En su toma de posesión, Domínguez destacó que asume la presidencia de la Fundación Unicaja, "bajo la premisa de poder ejercerlo con autonomía e independencia, sin otras sujeciones que las que se derivan del marco legal, institucional y corporativo y de la más estricta defensa de los intereses de la Fundación".

Gonzalo Postigo, presidente de la CIC, valoró positivamente el relevo en la presidencia, ya que considera que permitirá cumplir con el acuerdo de la fusión entre Unicaja y Liberbank. "Lo que nos interesa es que se cumpla el acuerdo de fusión que se realizó y ahora entendemos que se puede reconducir la situación", señala.

Por su parte, CC OO celebró "la confirmación de un cambio de etapa" en la Fundación Unicaja, al entender que el cambio servirá para tranquilizar la situación de la Fundación y su grupo, "evitando continuar con el daño reputacional que se ha ido produciendo en los últimos meses".

Normas
Entra en El País para participar