Infraestructuras

Dividendo y loas a Carlos Slim en la junta de FCC

Luz verde al cuarto reparto consecutivo de 0,40 euros por acción

El consejero delegado de FCC, Pablo Colio, junto a la presidenta Esther Alcocer.
El consejero delegado de FCC, Pablo Colio, junto a la presidenta Esther Alcocer.

No ha acudido en persona a la junta de accionistas de FCC celebrada esta tarde en Madrid, pero el magnate Carlos Slim sí ha estado muy presente en los dicursos de la presidenta, Esther Alcocer, y del CEO de la compañía, Pablo Colio. Ambos han agradecido el apoyo a la gestión del accionista de control y han puesto en valor el refuerzo del capital que supuso su entrada en 2015. La compañía pasó de una dura crisis a obtener un beneficio de 580 millones en 2021. Y esto se traduce en cuatro años consecutivos de dividendos.

La junta ha dado el visto bueno a la distribución de 0,40 euros por acción, igualando la cifra de los tres ejercicios precedentes. FCC articula esta remuneración a través de la fórmula del scrip dividend, por lo que somete a la elección de cada partícipe el cobro en papel de la compañía o en efectivo. En el verano de 2021, el 98% del capital eligió la toma de acciones de nueva emisión. En esta ocasión, el pago ascenderá a un máximo de 170 millones con cargo al resultado de 2021.

Para atender al pago en acciones, FCC tiene prevista una ampliación de capital que dependerá de la demanda.También se ha plnificado un dividendo complementario para que quienes cobran en papel logren la equivalencia a los 0,40 euros obtenidos por quienes reciben el dividendo en efectivo con la venta de sus derechos a la compañía.

Como complemento de la remuneración, también ha obtenido el voto favorable de la junta la amortización de autocartera procedente del programa de recompra de acciones por un máximo de 1,7 millones de acciones o el 0,399% del capital.

El consejero delegado de la compañía, Pablo Colio, ha sido reelegido como ejecutivo y el consejo ha quedado fijado en 13 miembros.

Expectativas en el mercado inmobiliario

Colio también se ha referido durante su discurso al creciente peso del área inmobiliaria tras la integración de Realia y Jezzine. Con ello, el grupo se ha reforzado en el área de promoción y toma posiciones en el negocio de renta de inmuebles. Durante la reunión con accionistas no ha habido mención alguna a la opa en curso por el 24% de Metrovacesa, que dejaría a FCC por debajo del 30% y que, de momento, ha sido rechazada por los dos primeros partícipes, Santander y BBVA por no cumplir sus expectativas de precio.

El consejo de FCC ha obtenido autorización para aumentar el capital de la compañía en un máximo del 50% con posibilidad de excluir el derecho de suscripción preferente hasta un límite del 20% del capital social, tal y como permite el artículo 506 de la Ley de Sociedades de Capital.

Preguntado por una deuda financiera creciente en 427 millones, hasta los 3.225 millones de euros, en un momento de subida de tipos, el consejero delegado ha explicado que la compañía está cubierta en buena parte ante la variación de tipos con contratos a largo plazo y swaps. Colio ha recordado que la integración global de Realia y Jezzine ha conducido a un mayor endeudamiento, pero también ha advertido de los resultados y rentabilidad que se espera de la división inmobiliaria.

En el capítulo de las expectativas, la empresa ha eludido comprometerse con cifras. FCC espera seguir subida a la ola de la sostenibilidad y aprovechar las oportunidades de crecimiento. El pasado 2021 ya fue ejercicio de adquisiciones para las divisiones de Agua y Servicios.

Otra de las cuestiones que ha salido a relucir durante el turno de preguntas es la exposición de la empresa a la crisis de España con Argelia. El CEO ha querido tranquilizar al respecto y ha asegurado que de ese país apenas proceden el 0,5% de los ingresos globales. La filial Aqualia participa en sociedades mixtas con empresas argelinas para la gestión de dos desaladoras en el entorno de Orán: “Estos contratos no requieren aportaciones económicas, están en beneficios y se autofinancian. No creemos que exista riesgo en ellos ni que la crisis con Argelia nos alcance de forma directa o indirecta”, ha sentenciado el ejecutivo.

Normas
Entra en El País para participar