Industria farmacéutica

Rovi espera una "inversión brutal" de Moderna para los próximos años

El presidente del laboratorio afirma que Rovi es garantía de suministro de dosis para España y Europa en futuras pandemias

Juan López-Belmonte, presidente de Rovi, en la junta de accionistas celebrada este martes en Madrid.
Juan López-Belmonte, presidente de Rovi, en la junta de accionistas celebrada este martes en Madrid.

El acuerdo de Rovi con Moderna para la fabricación de la vacuna de Covid-19 ha cambiado a la empresa española. Y ese acuerdo se mantendrá por al menos 10 años con los futuros productos de ARN mensajero de la compañía estadounidense, lo que será clave para el fabricante madrileño.

"Es un acuerdo a diez años con un compromiso de inversión brutal, que no podemos desvelar, pero es un compromiso industrial realmente importante", afirmó Juan López-Belmonte, presidente de Rovi este martes en la junta de accionistas del laboratorio madrileño. La biotec estadounidense aporta los equipos y paga al fabricante español por la producción de las dosis.

Esta empresa cotizada y controlada por los López-Belmonte selló a finales de 2020 su alianza con Moderna para fabricar esta vacuna, que junto a la de Pfizer/BioNTech es la única del mundo de ARN mensajero. La compañía se encarga a realizar el finalizado de la vacuna de Covid-19 en Madrid para distribuirla en todo el mundo, excepto para EE UU y Canadá. Pero también ha comenzado a fabricar en Granada el principio activo de esta alternativa de ARN, donde ya se están fabricando los primeros lotes desde finales del año pasado. "Ha sido un hito increíble para la compañía", aseguró por su parte Javier López-Belmonte, vicepresidente de la empresa, en una rueda de prensa posterior.

El laboratorio ganó 153,1 millones de euros en 2021, lo que supuso un 151% más que un año antes. El acuerdo con Moderna igualmente tuvo reflejo en el crecimiento de los ingresos, del 54%, hasta los 648,7 millones. Precisamente, el gran salto (173,1 millones más), proviene del área de fabricación para terceros (crece un 189%). "La fabricación a terceros va a ser uno de los grandes motores de la compañía, no solo por el acuerdo con Moderna", afirmó el presidente de la empresa del Ibex.

El presidente del laboratorio también quiso poner en valor la importancia de que una empresa española tenga la alta capacidad de realizar este tipo de vacunas: "La gran garantía que tiene el Estado español y del que tenemos que estar todos muy orgullosos es que España tiene una compañía como es Rovi que ahora mismo es un garante de poder suministrar para cualquier pandemia suficientes dosis para atender no solo a la población española sino a la población europea y gran parte de la población mundial". E insistió: "La región europea tiene que tener un nivel de seguridad nacional en cuento al suministro de fármacos, compañías como las nuestras van a tener un rol importante en los próximos años. La política europea está entendiendo que la seguridad nacional no solo está relacionada con defensa, sino que también está relacionada con el suministro correcto de fármacos".

"Europa es consciente de que tiene que tener su propia política para el sector farmacéutico, no podemos depender como región del sudeste asiático, que como ha demostrado en momentos difíciles es que lo que primero que ha hecho ha sido limitar las exportaciones, como hizo India con el tema del paracetamol y el ibuprofeno o cualquier producto relacionado con el Covid", recordó.

Rovi avanzó también que espera que la FDA, la agencia del medicamento en EE UU, apruebe en el tercer trimestre su fármaco contra la esquizofrenia, ya aprobado con el nombre de Okedi en Europa, según avanzó su presidente. Respecto a este medicamento, el laboratorio avanzó que ha comenzado su comercialización por Alemania, seguirá en Reino Unido y a España llegará después del verano.

El laboratorio también confirmó a los accionistas la previsión de ingresos para 2022, de un incremento anual de entre el 15% y el 20%, gracias al acuerdo de Moderna, Okedi, las especialidades farmacéuticas y sus heparinas como el biosimilar Becat. "Si las cosas siguen por este camino, se podría incluso revisar [al alza] en un futuro", aseguró el vicepresidente.

Normas
Entra en El País para participar