Industria farmacéutica

Un año como socio de Moderna: Rovi gana un 151% más

La farmacéutica aumentó sus ingresos un 54%, hasta alcanzar los 648,7 millones como fortaleza del negocio de fabricación a terceros, que creció un 189%

Juan López-Belmonte, presidente y CEO de Rovi.
Juan López-Belmonte, presidente y CEO de Rovi.

La decisión de Rovi de aliarse con Moderna le ha salido muy rentable. En un año completo de fabricación de la vacuna del Covid-19 para la biotecnológica estadounidense, el laboratorio controlada por la familia López Belmonte ha ganado 153,1 millones de euros, lo que supone un 151% más que un año antes, según informó este miércoles a la CNMV.

Este laboratorio madrileño firmó a finales de 2020 su alianza para ser el socio que finalice, envase y empaquetado de la vacuna de Moderna para todo el mundo excepto para el mercado estadounidense. El producto comenzó a comercializarse a principios del año pasado. Progresivamente, la farmacéutica ha ido avanzando su incremento de capacidad para fabricar este producto en su planta de San Sebastián de los Reyes y, en breve, el principio activo en Granada. La semana pasada, Rovi anunció que extendía esa colaboración para todas las vacunas de ARNm que pueda lanzar Moderna en la próxima década en sus plantas de Madrid.

ROVI 37,34 -1,74%

Como consecuencia del aumento de las ganancias, Rovi también va a elevar el dividendo un 151% a 0,9556 euros por acción. Al inicio de la sesión de Bolsa, el mercado saludó los resultados de la farmacéutica con un alza del precio de los títulos cercana al 3%. Accionarialmente, la familia controla el 60% del capital de la compañía.

El acuerdo con Moderna igualmente ha tenido reflejo en el crecimiento de los ingresos, del 54%, hasta los 648,7 millones. Precisamente, el gran salto (173,1 millones más), proviene del área de fabricación para terceros (crece un 189%), y que en gran medida se justifica por el trabajo para la biotecnológica estadounidense.

La farmacéutica, que tiene a Juan López-Belmonte como presidente y consejero delegado, también ha revisado al alza sus anteriores previsiones para 2022. Ahora, Rovi indica que espera que su facturación este año se dispare entre un 15% y un 20%, frente al crecimiento de un dígito estimado anteriormente.

Adicionalmente, Rovi anunció la puesta en marcha de un nuevo programa de recompra de acciones, con efectos a partir de este miércoles, 23 de febrero de 2022, con una inversión máxima de 46 millones de euros para adquirir aproximadamente el 1% de su capital social.

La compañía también mejoró los ingresos por sus productos. Las ventas de la división de heparinas se incrementaron en un 16% hasta alcanzar los 242 millones; las del biosimilar de enoxaparina se incrementaron en un 22%, hasta alcanzar los 124 millones, y las de bemiparina aumentaron un 9%, situándose en los 110,7 millones.

La compañía informó además que una de las palancas de crecimiento para este año será el fármaco Okedi, recientemente aprobado en Europa para la esquizofrenia, y que espera recibir el visto bueno en EE UU también este año. La empresa también indicó a los inversores que espera nuevos lanzamientos comerciales de distintos productos, como por ejemplo la aprobación fuera de Europa de su biosimilar (producto biológico a semejanza de un genérico) de enoxaparina.

Por tipología de negocio, la fabricación a terceros ya supone 264,7 millones, gracias al crecimiento por el acuerdo con Moderna, frente al de especialidades farmacéuticas (comercialización de productos propios y de licencias), que alcanza los 384 millones (17% más en el último año). En medicamentos propios, el biosimilar de enoxaparina es el de mayores ingresos (124 millones), un 22% más en 12 meses.

Respecto a los mercados, Rovi ha dado la vuelta a su negocio geográfico y las ventas en el exterior supusieron un 60% del negocio, 15 puntos más que hace un año, también gracias a la vacuna del Covid-19.

Normas
Entra en El País para participar