Pascual Sala recibe el Premio Puñetas de Oro de ACIJUR

Los Premios Puñetas reconoce la labor de personas, instituciones o colectivos por su contribución a la mejora de la justicia y del Estado de Derecho

Foto de familia de la XI Edición de los Premios Puñetas otorgados por Acijur.
Foto de familia de la XI Edición de los Premios Puñetas otorgados por Acijur.

La Asociación de Comunicadores e Informadores Jurídicos (ACIJUR) ha celebrado este martes el acto de entrega de la XI Edición de los Premios Puñetas en la sede del Instituto Francés de Madrid.

Los Premios Puñetas son una iniciativa ya veterana que tiene por objetivo reconocer, en diversas categorías, la labor de personas, instituciones o colectivos por su contribución a la mejora de la justicia y del Estado de Derecho en todos sus aspectos, y especialmente en la difusión de la información jurídica en la sociedad.

El premio Puñetas de Oro ha sido otorgado este año al magistrado y jurista Pascual Sala, expresidente del Tribunal Constitucional, del Consejo General del Poder Judicial, del Tribunal Supremo y del Tribunal de Cuentas, por toda una dilatada y brillante carrera de prestigio profesional e institucional y por haber demostrado en su día que es posible renovar los órganos constitucionales aunque los partidos políticos sean incapaces de ponerse de acuerdo. Pascual Sala recibió el premio de manos de la presidenta de ACIJUR, Patricia Rosety.

El premio Puñetas de Plata fue concedido a Manuel García Castellón, juez del Juzgado Central de Instrucción número 6 de la Audiencia Nacional, por haber instruido juicios de enorme relevancia política y económica, con profesionalidad e imparcialidad, independientemente de la ideología o del poder económico de los investigados. Hizo entrega del premio María Luisa Segoviano, presidenta de la Sala Cuarta del Tribunal Supremo.

Durante la entrega de los Premios, Patricia Rosety, presidenta de ACIJUR, ha resaltado la labor de todos los premiados y ha hecho hincapié en la necesidad de que la sociedad, en su conjunto, se involucre en la defensa de los principios constitucionales de la libertad de expresión y el derecho a la información, porque “no es posible una democracia plena sin respeto y apoyo a la labor de los profesionales de la información y la comunicación”.

Marlén Estévez, presidenta de la Asociación Women in a Legal World, recogió el premio Puñetas de Bronce, otorgado a dicha organización de mujeres profesionales del sector legal, por la lucha intensa a favor de promover la igualdad y el talento femenino en la abogacía. Hizo entrega del premio Victoria Ortega, presidenta del Consejo General de la Abogacía Española.

En la categoría Puñetas Periféricas, este año se ha reconocido al colectivo jurídico de abogados, registradores, notarios y procuradores de la isla de La Palma, por su compromiso en ofrecer a todos los ciudadanos de la isla el más rápido asesoramiento y la mejor defensa jurídica en la situación de catástrofe y emergencia que han vivido y siguen viviendo. Recogieron el premio Juan Antonio Rodríguez, decano del Colegio de Abogados de Santa Cruz de La Palma; Francisco Palacios, registrador titular del Decanato de Registradores de Santa Cruz de La Palma; Alfonso Cavallé, decano del Colegio Notarial de las Islas Canarias y Beatriz Castro, procuradora del Colegio de Procuradores de La Palma. Han hecho entrega del premio la consejera de Justicia, Interior y Administración Pública de la Generalitat Valenciana, Gabriela Bravo, y el presidente de la Asociación Europea de Arbitraje, Javíer Íscar.

Por último, el premio Vete a Hacer Puñetas ha sido concedido a la Invasión rusa en Ucrania, a la destrucción y los crímenes de lesa humanidad cometidos en ese territorio contra civiles inocentes, a la agresión injustificable a la paz, a los derechos humanos y de las naciones libres y a los valores de libertad, legalidad, justicia y democracia.

El premio Vete a Hacer Puñetas es otorgado por ACIJUR con una intencionalidad crítica y de denuncia, a aquellas personas, colectivos, instituciones o hechos de actualidad que se han significado por su negativa contribución a la mejora del Estado de Derecho, a la defensa de derechos y libertades, especialmente de la libertad de información, o han dificultado la labor de los periodistas.

Durante la entrega de los premios, Patricia Rosety, presidenta de ACIJUR, ha resaltado la labor de todos los premiados y ha hecho hincapié en la necesidad de que la sociedad, en su conjunto, se involucre en la defensa de los principios constitucionales de la libertad de expresión y el derecho a la información, porque “no es posible una democracia plena sin respeto y apoyo a la labor de los profesionales de la información y la comunicación”.

Normas
Entra en El País para participar