Las cinco claves para ser sostenibles al estilo Heineken

La cervecera acelera su agenda de sostenibilidad en España para lograr sus objetivos antes que en otros países

Certificará este año todas sus fábricas con el sello de cero residuos a vertedero

En el centro, Carmen Ponce, directora de sostenibilidad, y Etienne Strijp, presidente de Heineken España; Belén Hinojar y Carmen Huidobro, de Climabar.
En el centro, Carmen Ponce, directora de sostenibilidad, y Etienne Strijp, presidente de Heineken España; Belén Hinojar y Carmen Huidobro, de Climabar.

Un compromiso a tres años. Heineken España presentó este miércoles su plan de sostenibilidad hasta 2025, convirtiéndose en un ejemplo mundial para el grupo cervecero, en lograr muchos de sus objetivos cinco años antes de lo previsto. Bajo el lema Decididamente verdes, la hoja de ruta de la filial española del grupo holandés se apoya en la colaboración e incluye toda su cadena de valor, del campo al consumidor (producción, distribución y consumo), para lograr un impacto cero en huella de carbono, agua y residuos y, en paralelo, un impacto positivo en la comunidad, con casi 1.500 empleos directos y 110.000 indirectos, la utilización de un 92% de materias primas locales, el apoyo a la hostelería con cerca de 340 millones de euros invertidos en los dos últimos años a través de la campaña FuerzaBar, o la formación a más de 16.000 personas a través de la Fundación Cruzcampo. “El crecimiento y el beneficio son importantes, pero nunca en detrimento de construir un mundo más sostenible, justo y equitativo”, señaló, durante la presentación, el presidente de la compañía, Etienne Strijp.

 

La compañía, según desgranó Carmen Ponce, directora de relaciones corporativas y sostenibilidad, dibuja cinco objetivos para 2025.

1. Cero emisiones netas en producción. Con una apuesta por las energías renovables, ha reducido sus emisiones de CO2 un 19% desde 2018 y más del 45% de la energía que utiliza en sus fábricas ya es renovable. Avanza para hacer que todas sus fábricas funcionen solo con este tipo de energía, como ya sucede en Jaén, y con iniciativas como el proyecto termosolar que desarrolla con Engie para reducir su huella de carbono en casi 7.000 toneladas de CO2 al año.

2. 30% menos de emisiones en toda la cadena de valor. Su producción, asegura, apenas supone un 9% de las emisiones de CO2 que representa su actividad, y se marca este objetivo intermedio y colabora con sus socios para ser neutra en carbono en toda su cadena de valor en 2040. En este sentido, concentra sus esfuerzos en las áreas que representan un mayor impacto: el packaging y la agricultura, con una apuesta por la sostenibilidad que le permite elaborar sus cervezas con un 78% de ingredientes procedentes de cultivos sostenibles certificados, y la ambición de alcanzar el 100% en 2025. Además, impulsa la producción de fertilizantes verdes y colabora con Intermalta en un innovador proyecto de fertilización de precisión. Y apuesta por proyectos de logística sostenible de última milla, además de los 227.000 sistemas de refrigeración ecoeficiente que ha implantado en bares de toda España.

3. Cero huella hídrica en fábricas. Un compromiso que Heineken España ha logrado en 2022, casi una década antes de la fecha que se ha marcado la compañía a nivel global, mediante sus programas de tratamiento y regeneración del agua y balance hídrico, con los que trata el 100% de sus aguas residuales y devuelve al entorno 1.900 millones de litros de agua al año, más del 100% del agua que contienen sus cervezas, gracias a los proyectos desarrollados en Doñana, la Albufera valenciana o la ribera del río Jarama. Con la ambición de usar cada vez menos agua y ser más eficiente, de cara a 2025 aspira a utilizar solo 2,6 litros de agua por litro de cerveza elaborado, es decir, menos de la mitad (-51%) del agua que utilizaba en 2008. De momento, ha reducido un 33% su consumo desde esta fecha.

4. Cero residuos en fábricas y maximizar la circularidad de sus envases. Logrará su objetivo este mismo año al certificar todas sus fábricas en España como cero residuos a vertedero, como ya sucede en Jaén. Además, ha dado una segunda vida a 220 mil toneladas de subproductos, como levadura, bagazo y mezclas hidroalcohólicas. Asimismo, la cervecera trabaja para eliminar 1.600 toneladas de plástico y tener envases hechos con materiales 100% reciclados. Así, trabaja para que todos los elementos de su packaging estén hechos con material reciclado y procedan de fuentes sostenibles; para eliminar 1.300 toneladas de plástico de un solo uso por año y 300 toneladas de anillas de plástico, sustituyéndolas por unas de cartón reciclado; y maximizar el uso de formatos retornables en hostelería (para pasar del 74% actual al 81% en 2025).

5. Sociales: por el empleo joven. A través de la Fundación Cruzcampo se canaliza gran parte del compromiso social de Heineken desde hace más de 25 años, periodo en el que se ha aportado más de 38 millones de euros de contribución social, con 16.000 personas formadas en hostelería y un 95% de empleabilidad de los jóvenes becados. También hace hincapié en la cadena de valor: en agricultores y proveedores, ya que el 92% de sus compras son locales; además de las 1.500 personas empleadas en España, con casi 110.00 empleos indirectos.

Normas
Entra en El País para participar