Las torreras deberán presentar un plan de negocio para las ayudas públicas al 5G

El importe total supera los 150 millones de euros

El plan incluye el despliegue o modernización de cerca de 14.500 emplazamientos

Las torreras deberán presentar un plan de negocio para las ayudas públicas al 5G
Getty Images

El BOE publicó ayer las bases que regulan la concesión de las ayudas del Programa UNICO 5G Redes - Pasivas para impulsar y acelerar el despliegue de la tecnología 5G en carreteras y ferrocarriles (nacionales y transfronterizos) y en determinadas zonas rurales. Estas infraestructuras pasivas, que incluyen torres, mástiles, infraestructura y backhaul, son necesarias para la prestación de servicios de comunicaciones móviles en zonas donde no hay cobertura y no está previsto que se proporcione en los próximos años.

El programa cuenta con un presupuesto de 150 millones de euros. En las bases se indican una serie de obligaciones para las adjudicatarias, especialmente operadoras y compañías de infraestructuras como Cellnex, Vantage, Totem o American Tower, con amplia presencia en España.

Los candidatos a las ayudas deberán presentar una memoria del proyecto con una serie de hitos, entre los que destaca un plan de negocio, con un análisis de coste y beneficio. El plan de negocio debe aportar el modelo financiero del proyecto que abarque hasta 2032 con una descripción detallada de los costes e ingresos asociados al despliegue de la infraestructura pasiva objeto de ayuda y la explotación a nivel mayorista de la misma en la zona de concurrencia.

Además, se incluirá un análisis del entorno comercial actual y previsto, en el que se incluirá una estimación de la demanda, de las condiciones de competencia y de cualquier otra característica destacable del mercado.

Asimismo, se indicarán los principales tipos de servicios/accesos que se prevén comercializar, el nivel de precios y cualquier otro aspecto relevante. “Se deberá facilitar los flujos de caja que se estima generará el proyecto en su conjunto, considerando el margen temporal hasta el año 2032”, explica.

Los aspirantes deberán presentar, igualmente, una descripción general del proyecto, la delimitación geográfica y caracterización de las zonas de actuación, la descripción técnica del proyecto, el presupuesto detallado, así como la organización de la ejecución del proyecto, en la que se incentivarán a las pymes con capacidad de generación de empleo.

En relación con los aprovisionamientos de bienes y servicios, se expondrán los mecanismos de selección de proveedores. Se establece que se deberán tener en cuenta tres ofertas, como mínimo, de diferentes proveedores, cuando el importe del gasto subvencionable supere las cuantías de 40.000 euros en caso de obras y de 15.000 euros en caso de otros contratos, debiendo incorporar una justificación expresa cuando la elección no recaiga en la propuesta económica más ventajosa.

El proyecto establece unos ambiciosos planes de despliegue, con un alcance cercano a las 14.500 torres. Para los corredores entre España y Portugal y España y Francia, se prevé la implantación de un total de 4.000 emplazamientos; otros 7.000 nuevos emplazamientos para la mejora de la capacidad en distintas zonas; y se modernizarán otros 3.500 emplazamientos ya existentes.

Capacidad para cuatro operadores

Las infraestructuras construidas o adaptadas, incluido el backhaul, que se hayan beneficiado de esta ayuda deberán dimensionarse en su totalidad para tener la capacidad de alojar un mínimo de cuatro operadores de servicios de comunicaciones electrónicas, y deberá tener capacidad para albergar equipamiento con tecnología 5G.

Esta actuación va dirigida a zonas geográficas que carecen de servicio de comunicaciones móviles con tecnología 4G que proporcione al menos 10 Mbps en sentido descendente y 3 Mbps en sentido ascendente. El Gobierno señala que ha sido preciso notificar esta ayuda a la Comisión Europea, que, en diciembre, aprobó su decisión no formulando objeciones al esquema de ayudas.

Normas
Entra en El País para participar