Datos de mayo

El paro registrado baja de los tres millones por primera vez desde el final de 2008

La Seguridad Social ganó 213.643 nuevos cotizantres el mes pasado, con lo que la ocupación mantiene un fuerte ritmo de avance anual del 5%

Paro mayo 2022 pulsa en la foto

El empleo siguió recuperándose con vigor en mayo, cuando la Seguridad Social ganó 213.643 nuevos cotizantes, una cifra que está en línea con otros meses de mayo de años de fuerte crecimiento del empleo, cerrando el mes con 20.232.723 inscritos, un 5% más que hace un año. Pero la cifra más icónica del mes pasado la dejó el paro registrado que, tras disminuir en casi 100.000 personas en mayo, bajó de los tres millones de personas (2.922.991) por primera vez desde noviembre de 2008, al inicio de la crisis financiera.

Así lo indican las cifras facilitadas por el Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones y el de Trabajo y Economía Social, que destacan la buena marcha de la ocupación “en un contexto de gran incertidumbre internacional”. Desde Seguridad Social hacen hincapié, por su parte, en que esta recuperación se observa de manera más comparable con las cifras corregidas de variaciones estacionales, que reflejan mejor la tendencia de la ocupación al margen de la fluctuación del empleo estacional. Según estas cifras desestacionalizadas el sistema ganó 33.366 personas en el último mes, dejando la cifra total de cotizantes por encima de los 20 millones, también con esta medición. Según estos datos desestacionalizados, en mayo se han sumado 185.987 trabajadores desde el cierre del ejercicio 2021. Mientras que respecto al nivel de empleo de hace un año, el crecimiento es de 955.607 ocupados y en comparación con el prepandemia, ha aumentado en casi 540.000 personas, gracias al impulso del empleo privado. En el último año el paro también cayó en 858.259 personas, lo que supuso un fuerte recorte de casi el 23% interanual.

En mayo se han firmado 730.427 nuevos contratos indefinidos, la cifra más alta en cualquier mes de la serie histórica, multiplicando por cinco la cifra de hace un año. Esto supuso que el 44,5% de todas las nuevas contrataciones del mes pasado fueron fijas, frente al 48% que representaron el mes anterior. Este porcentaje bajó ligeramente por primera vez desde que entró en vigor la reforma laboral, cuando los indefinidos pasaron de representar el 14% a casi la mitad de las contrataciones.

Otra noticia positiva fue el importante descenso de los parados menores de 25 años, que se redujo en 21.973 personas, lo que supone el 10% menos. En tasa interanual, los jóvenes son el sector de edad que más se ha beneficiado de la caída del desempleo, ya que se ha reducido el 38,1% en un año, hasta cerrar mayo en 199.920 parados, la menor cifra de la serie histórica.

La firma de contratos fijos discontinuos hace un año eran el 1,3% de todos los contratos firmados y ahora son el 16,1%, lo que contribuyó a que la firma de contratos indefinidos aumentaran el 368% interanual. Por el contrario, los temporales descendieron el 34,5%, hasta firmarse 1,64 millones, lo que supuso un incremento del 6,2% interanual.

Para Javier Blasco, director del Adecco Group Institute, la contratación cambia de rumbo empujada por las necesidades estacionales y parece ajustarse más a la realidad de las empresas que a las mayores rigideces impuestas por la reforma laboral, ya que crecen cuatro veces más los contratos temporales que los indefinidos.

El contrato por circunstancia de la producción y el de sustitución crece un 26% y los fijos discontinuos se estancan. Funcas destaca cómo el gasto en prestaciones por desempleo sigue bajando hasta 1.600 millones de euros, frente a los 2.500 millones del mismo mes de 2021. Sin embargo, el gasto sigue por encima del nivel prepandemia, pese a que los beneficiarios son menores. La tasa de cobertura se fija en el 59,52%

Normas
Entra en El País para participar