Ana Botín pide prioridad para la universidad en el reparto de fondos

La presidenta de Santander y Universia asegura que Europa está a la vanguardia del conocimiento

Ana Botín, durante su participación en la junta general de accionistas de Universia.
Ana Botín, durante su participación en la junta general de accionistas de Universia.

La presidenta de Banco Santander y de Universia reclama un trato prioritario para las universidades en el reparto de los fondos europeos. Lo hizo durante su discurso en la XXII junta general de accionistas de Universia, donde subrayó la oportunidad que representan este tipo de ayudas y pidió que “las universidades sean prioritarias en su asignación”. También insistió en que “Europa no es sólo un gran museo, estamos a la vanguardia del conocimiento”, y puso como ejemplo el desarrollo de algunas de las vacunas contra el Covid 19.

Botín estuvo acompañada en la sede de Santander España por el nuevo presidente de Crue Universidades Españolas, Juan Romo, el consejero delegado de Universia y director global de Santander Universidades, Javier Roglá, y el presidente de Santander Universidades y vicepresidente de Universia, Matías Rodríguez Inciarte, además de rectores y representantes académicos de todas las universidades españolas.

Durante su intervención, la presidenta de Universia llamó la atención sobre el problema del desempleo juvenil: “Tenemos muchas ofertas de trabajo, pero hay un descuadre muy importante entre la oferta y la demanda”, y añadió que la solución y la tarea debe hacerse entre todos, “porque acercar la universidad a la empresa es una tarea que todos tenemos por hacer”.
También resaltó el papel relevante que desempeñan las universidades en tres grandes áreas, como son la adaptación de la oferta de talento a la demanda laboral, el impulso de la cultura tecnológica en las universidades a través de la innovación y el aprendizaje continuo, y el fomento de la investigación y su transferencia al tejido productivo. En su opinión, una de las claves reside también en vincular la actividad investigadora con los procesos de innovación y creación de empresas y, en este sentido, “reforzar la coordinación entre instituciones, universidades y empresas”. Y citó como ejemplo el programa de becas de Santander Universidades, por el cual en 202 recibieron ayudas más de 162.000 personas en todo el mundo, 29.000 en España, a través de iniciativas de educación, empleo y emprendimiento”.

Ana Botín, con los representantes de las universidades españolas.
Ana Botín, con los representantes de las universidades españolas.

En referencia a la nueva Ley Orgánica del Sistema Universitario, LOSU, Ana Botín, destacó que es clave la financiación y una mayor autonomía de las universidades, “dos temas en los que la ley no puede fallar y debería significar un salto adelante”. Respecto a la financiación, explicó que situarla “en el 1% del PIB, en línea con la OCDE, debería ser nuestra mínima aspiración” aunque “en España necesitaríamos un nivel algo superior para poder hacer frente a los retos de transformación que tenemos y a las carencias de recursos que nuestras universidades han venido acumulando en casi una década”.

En este sentido, el presidente de Crue Universidades Españolas, Juan Romo, añadió que “necesitamos una financiación adecuada y plurianual para no quedar al albur de los ciclos económicos, y necesitamos estrategias de país”. Del mismo modo, Romo destacó que “el mundo cambia muy rápido, pero nosotros seguimos lastrados por un marco legislativo obsoleto que nos impide competir en Europa en igualdad de condiciones con otros sistemas universitarios”.
Ana Botín aprovechó la junta para anunciar la sede del próximo Encuentro Internacional de Rectores Universia, que se celebrará en Valencia en 2023 y que “convertirá la ciudad en la capital mundial de la educación superior.

Normas
Entra en El País para participar