Seguridad Social

La última propuesta de Escrivá sobre las nuevas cuotas de autónomos sigue sin convencer a todo el colectivo

Plantea cuotas de entre 250 euros al mes para quienes cobren menos de 670 euros mensuales hasta 550 euros para rendimientos superiores a 4.050 euros

Ministro de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, José Luis Escrivá.rn
Ministro de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, José Luis Escrivá.

El ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones volverá a reunirse la próxima semana con las asociaciones de autónomos para intentar consensuar un nuevo modelo de cotización en función de los ingresos reales. De momento, la última propuesta hecha por el departamento que dirige José Luis Escrivá, y que recoge cuotas que oscilan entre los 250 euros al mes y los 550 para 2023, 2024 y 2025, sigue sin convencer a todas las asociaciones del colectivo, por lo que en el próximo encuentron harán sus alegaciones a esta propuesta.

En concreto, según ha indicado hoy la asociación de autónomos UPTA, la nueva propuesta de cuotas para autónomos arrancaría en 250 para los autónomos con rendimientos inferiores a 670 euros --frenta a la cuota mínima actual, que es de 294 euros, para quienes cotizan por la base mínima-- e iría subiendo progresivamente hasta los 550 euros para los que tengan rendimientos iguales o superiores a los 4.050 euros (báse máxima de cotización). Para esta asociación, el nuevo planteamiento del Gobierno "es mejorable", pero va en la línea que ha demandado UPTA.

También la asociación Uatae cree que la propuesta es aún insuficiente, ya que las rentas más bajas deben pagar todavía menos y las más altas, tendría que tener cuotas mayores a las planteadas. Mientras que la asociación ATA sigue siendo la más crítica y ha vuelto a decir "rotundamente no" a la nueva tabla de cotizaciones presentada por Escrivá. Según el presidente de ATA, Lorenzo Amor, supone una subida "desproporcionada" de cuotas de entre un 33% y un 90% para 800.000 autónomos y bajarlas solo un 15% para 1,2 millones de trabajadores por cuenta propia.

Escrivá mantiene los 13 tramos de cotización de anteriores propuestas y también admite una implantación en dos fases, la primera durante los próximos tres años y, después se acometería una evaluación para decidir si se mantiene o se modifica el sistema. Distintas fuentes han asegurado que ningún punto está cerrado y las partes seguirán discutiendo la próxima semana, si bien la intención del Gobierno es aprobar este nuevo sistema cuanto antes para que pueda arrancar el 1 de enero de 2023.

De hecho, la Seguridad Social ya ha puesto en marcha la reforma del reglamento que regula el sistema del Régimen Especial de Autónomos (RETA) para agilizar el cambio de modelo. Este cambio reglamentario, que está sometido al trámite legislativo previo de audiencia pública, recoge que los autónomos hagan una previsión de ingresos en el momento de darse de alta en la Seguridad Social o que estos trabajadores puedan cambiar su base de cotización seis veces al año, frente a las cuatro actuales.

Normas
Entra en El País para participar