Aerolíneas

Qatar y Airbus tendrán un juicio rápido en Londres este verano por la pintura de los A350

La aerolínea dice estar satisfecha con la aceptación del caso, pero no ha podido frenar el contrato con el fabricante sobre nuevas entregas

Uno de los A350 mostrados por Qatar Airways con defectos en la pintura.
Uno de los A350 mostrados por Qatar Airways con defectos en la pintura.

La polémica sobre la degradación de la pintura de los aviones A350, denunciada por Qatar Airways, va camino de un juicio rápido este verano en Reino Unido. Así lo decidió ayer el Tribunal Superior de Londres en un paso que ha sido aplaudido por la aerolínea.

La compañía catarí, primer accionista de IAG, ha señalado que está “satisfecha con la sentencia” y recuerda que se embarcó en este proceso judicial en busca de una “pronta revelación por parte de Airbus que nos permitiera conocer la verdadera naturaleza de la degradación de la superficie que afecta a los A350”.

La aerolínea cree que por fin podrá evaluarse la causa de los daños en sus aviones de larga distancia, que han motivado “un litigio sin precedentes”. Qatar Airways añade que su compromiso es con la seguridad de los viajeros y de sus tripulaciones.

Pese a la satisfacción por este avance, la compañía aérea ha visto denegada su petición para frenar el intento del fabricante europeo de seguir entregándole aviones o revender los que no acaben en la flota de la catarí.

La demanda que enfrenta a ambos gigantes del sector aéreo se produjo en diciembre del año pasado, con 21 aviones A350 inmovilizados por daños en la pintura que, según la propietaria, afectan al sistema de protección contra rayos.

Y la tensión fue a más cuando Airbus suspendió en enero un pedido de 50 aviones A321 Neo para Qatar, que previamente había detenido la recepción de pedidos pendientes del A350. Ese medio centenar de aparatos había sido pedido diez años antes y alcanzaban un precio de catálogo de 4.000 millones.

Supuesta exposición a rayos

La defensa de la aerolínea argumenta que la estructura de los A350 queda expuesta a tormentas y también a la humedad y luz ultravioleta. Las grietas estarían localizadas junto a los remaches del fuselaje.

Este choque en los tribunales se sigue de cerca en Madrid, donde Iberia trasladó a la Agencia Europea de Seguridad Aérea (Easa) un expediente con distintos daños en la pintura de su flota de A350, de aparente menor importancia que los denunciados por Qatar Airways. La respuesta de la Easa, según manifestó en febrero el CEO de IAG, Luis Gallego, fue que los deterioros mostrados no comprometían la aeronavegabilidad.

Iberia recibió en 2018 su primer A350, modelo del que entraron tres unidades el pasado mes de abril y del que se esperan otras ocho en 2024.

Normas
Entra en El País para participar