Los sindicatos piden a la CECA revisar los salarios con el IPC

Reclaman también la mejora del clima laboral en el sector

Isidro Fainé, presidente de CECA.
Isidro Fainé, presidente de CECA.

La patronal y los sindicatos firmantes del convenio colectivo de cajas de ahorro se reunieron ayer en el seno del observatorio sectorial, donde la Confederación Española de Cajas de Ahorros (CECA) se comprometió a realizar un análisis pormenorizado de la nueva situación que afronta el sector por la evolución de la inflación.

Según confirmaron a Europa Press fuentes cercanas a la CECA, que representa a entidades como CaixaBank, Unicaja Banco, Abanca, Kutxabank, Ibercaja, Cajasur, Caixa Ontinyent, Colonya Caixa Pollença y Cecabank, las partes se han emplazado a un nuevo encuentro el próximo 28 de junio para hacer un análisis de la situación, ante la petición sindical de revisar los sueldos del sector.

Los sindicatos CC OO, FINE y UGT emitieron un comunicado conjunto tras la reunión en el que informaron de que pedirán a la patronal financiera la apertura de una negociación para revisar el convenio colectivo en función de lo establecido en el artículo 86.1 del Estatuto de los Trabajadores e incorporar cláusulas de revisión salarial que permitan combatir la pérdida de poder adquisitivo por la inflación, en un escenario en el que las entidades financieras han mejorado sus beneficios y elevado las remuneraciones de sus altos directivos.

Asimismo, reclamarán una mejora del clima laboral, reduciendo las cargas de trabajo y acabando con “las presiones desmedidas”. Según argumentaron, el escenario actual ha cambiado desde que se firmó el convenio colectivo en plena pandemia, con perspectivas económicas de tipos de interés negativos. Además, exigen que exista un equilibrio y corresponsabilidad entre la evolución de los beneficios empresariales y las retribuciones de la alta dirección y los accionistas con los salarios de los trabajadores.

“No vamos a permitir que cuando la evolución económica y del sector es desfavorable, los ajustes negativos tengamos que asumirlos toda la plantilla y, por el contrario, cuando la situación es favorable, los beneficios solo repercutan en los consejos de administración y en el accionariado”, criticaron los representantes de los trabajadores en un comunicado conjunto.

De manera paralela, el 8 de junio está previsto que los sindicatos se reúnan con la AEB para abrir el observatorio sectorial de banca, también para analizar el nuevo escenario y pedir la revisión salarial de los empleados del sector.

Fuentes financieras indicaron que la apertura de los observatorios sectoriales no presupone ningún tipo de negociación, sino únicamente que las partes se sentarán a estudiar y analizar el nuevo entorno al que se enfrenta el sector financiero por el conflicto geopolítico y la escalada de los precios.

 

Normas
Entra en El País para participar