Mercado de capitales

CaixaBank da carpetazo a la primera emisión de 'cocos' de Bankia

La entidad amortizará anticipadamente 750 millones emitidos en 2017 que pagaban un 6%

Logo de CaixaBank.
Logo de CaixaBank. REUTERS

CaixaBank ha decidido amortizar anticipadamente la primera emisión de bonos contingentes convertibles (cocos) de Bankia, realizada en 2017, y reducir sus costes en un momento en el que los costes de financiación están subiendo ante la expectativa de una próxima subida de tipos de interés. La colocación de 750 millones de euros se realizó en julio de 2017 y pagaba un cupón anual de 6%.

La entidad financiera ha decidido ahora proceder a su amortización anticipada el próximo 18 de julio, coincidiendo con su primera ventana de liquidez -a los cinco años-. Según ha explicado a la CNMV CaixaBank, el precio de amortización por cada participación preferente será el 100% de su importe nominal (200.000 euros), abonándose, asimismo, la remuneración devengada y no satisfecha.

Esta emisión de cocos de Bankia fue la primera realiza tras la intervención de Banco Popular, y recibió un fuerte interés por parte de los inversores, que elevaron la demanda hasta los 2.500 millones de euros, lo que permitió a la entidad realizar la colocación al precio más bajo hasta ese momento.

Con esta decisión CaixaBank logra un considerable ahorro de costes, dado que por la última emisión de cocos que realizó -en septiembre del año pasado- paga un 3,625%. La colocación se elevó a 750 millones de euros y recibió peticiones por más de 3.500 millones.

Los bonos contingentes convertibles (cocos, en la jerga) son por definición eternos, y cuentan con capacidad para absorber pérdidas de las entidades en caso de que la solvencia baje de un determinado nivel, pues se convierten automáticamente en acciones. A pesar de su carácter perpetuo, en el mercado se da por sentado que serán amortizados por adelantado en la primera ocasión que haya, tradicionalmente a los cinco años, para ser sustituidos por otras emisiones de nuevo cuño. Una teoría que se cumplió hasta 2019, cuando Santander decidió no amortizar anticipadamente una emisión de cocos en su primera ventana, algo que sí realizó posteriormente, y que tensionó al mercado.

En lo que va de año Santander, Sabadell y BBVA han anunciado la amortización anticipada de emisiones de cocos por importe de 2.000 millones de euros. 

Normas
Entra en El País para participar