Inmobiliario

KKR prueba la recuperación turística con la venta de cinco hoteles en Baleares

El fondo estadounidense adquirió en 2017 los activos, operados por Alua, y los ha reformado. Espera conseguir un precio de 140 millones

Alua Palma Nova Bay, uno de los hoteles en venta de la cartera de KKR.
Alua Palma Nova Bay, uno de los hoteles en venta de la cartera de KKR.

El fondo estadounidense KKR quiere sacar rédito de la reactivación del turismo y busca comprador para una cartera de cinco hoteles en Baleares que adquirió hace cinco años. La compañía ha encargado a las consultoras Eastdeal y JLL un proceso de venta de esos activos gestionados por la marca hotelera Alua, según confirman fuentes del mercado.

En mayo de 2017, junto a la gestora de activos Dunas Capital, el fondo compró por un precio cercano a los 100 millones de euros el portfolio de la cadena Intertur Hoteles, compuesto por dos establecimientos en Mallorca (Hotel Hawaii Mallorca & Suites y Palmanova Bay) y tres en Ibiza (Intertur Hotel Hawaii Ibiza, Hotel Miami Ibiza y Apartamentos Miami Ibiza). Entre los cinco sumaban 1.119 habitaciones que empezaron a comercializarse bajo la marca Alua un año después. Esas son las cinco propiedades que ahora salen a la venta.

Fuentes cercanas a la operación confirman que el fondo ya está ofreciendo la cartera a posibles compradores a un precio de salida de 140 millones de euros con el objetivo de amortizar las reformas que se acometieron para comercializarlos a un importe mayor. Tanto el fondo como la consultora JLL declinaron hacer comentarios a esta información.

Esta desinversión de KKR viene a confirmar el elevado interés de potenciales compradores de establecimientos turísticos tras superarse lo más duro de la pandemia de Covid-19. El pasado año, el segmento de hoteles fue el de mayor volumen en transacciones dentro del mercado inmobiliario, junto al residencial para alquiler. Concretamente, según cifras de CBRE, supuso el 23% de todas las compras, por un valor cercano a los 3.000 millones.

Gracias a la recuperación del turismo, se espera que este año el ritmo de compras sea igual de elevado al despertarse el apetito de los inversores. Tal como informó Cinco Días ayer, hay otra relevante operación en el mercado, ya que el empresario Nadhmi Auchi negocia la venta del hotel Miguel Ángel a Bain y Stoneweg por cerca de 200 millones.

Alua es una compañía que opera en la actualidad 40 hoteles y es propiedad de Apple Leisure Group (ALG), el operador estadounidense que aterrizó con fuerza en el mercado hotelero español en 2019. De esos 40 hoteles, 16 están situados en Mallorca, seis en Menorca, seis en Ibiza, cuatro en Tenerife, tres en Costa del Sol, dos en Fuerteventura y uno en Marbella, Almería y La Manga, además de dos en Grecia (Zante y Creta).

En la entrada en el mercado español, ALG se hizo cargo de la gestión comercial (venta y reservas) de cuatro hoteles vacacionales de Hesperia y adquirió 12 hoteles de Alua, a los que sometió a una profunda renovación para orientarlos al segmento de cuatro estrellas y a familias y solo adultos. Por su parte, los fondos KKR y KSL eran también los propietarios de ALG hasta agosto de 2021, cuando el gigante estadounidense Hyatt compró sus participaciones por 2.300 millones.

Alua fue impulsado en 2015 por un grupo de ejecutivos españoles con experiencia en el sector y, en su primera etapa, por la firma europea de private equity Alchemy Partners. En solo unos años, la compañía se ha convertido en una referencia en el segmento hotelero medio-alto.

Activo en España

KKR es un gigante mundial del capital riesgo y en inmobiliario ha realizado algunas operaciones en España. A nivel global, gestiona propiedades valoradas en 55.000 millones. En el mercado nacional, opera activos logísticos a través de la firma Mirastar. En octubre del pasado año, traspasó parte de su cartera logística a P3 Logistic Parks por 108,3 millones. Recientemente también vendió la socimi de vivienda en alquiler Elix a la aseguradora Allianz por cerca de 140 millones.

En España, KKR está encabezada por Iñaki Cobo, quien también es responsable europeo del fondo en el sector salud. La firma compró este año IVI por 3.000 millones y se desprendió de su participación en Telxius.

Normas
Entra en El País para participar