REDEME: qué es y quién puede darse de alta

Autónomos y pymes pueden darse de alta voluntariamente pero deberán permanecer como mínimo un año

REDEME

Autónomos y pymes pueden darse de alta de manera voluntaria en el sistema REDEME. Se trata, indican desde Debitoor, de un sistema de devolución mensual del IVA de las facturas. A él están obligadas a acogerse las grandes empresas.

Antes de darse de alta en el sistema, los autónomos y las pymes deben cerciorarse de cumplir una serie de requisitos. En primer lugar, no pueden estar registrados en el régimen simplificado de IVA. También deben estar al día con sus obligaciones fiscales y no pueden haber sido excluidos de este sistema en los últimos años. Por su parte, si se tratara de un grupo de entidades, el alta en el sistema deberá acordarse entre todo el grupo.

El alta en REDEME se tramita a través de la Agencia Tributaria. Para ello, los profesionales o las pymes tendrán que inscribirse en el sistema en el mes de noviembre para poder formar parte de él ya en enero.

Darse de alta con el modelo 036

La inscripción se realiza a través del modelo 036 rellenando la casilla 129 o a través del modelo 039, haciendo lo propio con la casilla 13. Hacienda deberá responder a la solicitud. Si pasan tres meses y no se recibe respuesta alguna, la solicitud se entenderá desestimada.

En caso de que la Agencia Tributaria responda favorablemente a la solicitud, el inscrito debe permanecer en el sistema como mínimo un año. La baja debe tramitarse también en el mes de noviembre para que sea efectiva a partir de enero.

El funcionamiento del sistema es sencillo. Los inscritos deben declarar el IVA cada mes de forma telemática al presentar el modelo 303. La devolución se hará efectiva durante el mes posterior al periodo de liquidación. Por ejemplo, para recuperar el IVA de enero deberá esperarse hasta marzo.

Igualmente, el profesional deberá presentar mensualmente una declaración informativa donde aparezca el contenido de los libros del IVA. Esto corresponde al modelo 340.

Una de las grandes ventajas de este sistema es que permite al autónomo o a la pyme recuperar de una manera mucho más rápida el IVA de las inversiones iniciales.

Normas
Entra en El País para participar