¿Qué está pasando con el precio del petróleo?

El petróleo ha alcanzo máximo histórico: ¿cuál es la clave?

¿Qué está pasando con el precio del petróleo?

La volatilidad ha sido la gran protagonista en los mercados en los últimos meses, especialmente en el caso del precio del petróleo como consecuencia del conflicto de Ucrania. ¿Qué está pasando? El barril de crudo llegó a tocar los 140 dólares cuando Estados Unidos y Reino Unido anunciaron a comienzos de marzo el cese de las importaciones de hidrocarburos rusos, para luego bajar a 100 cuando las posturas entre Rusia y Ucrania parecían acercarse.

¿Y ahora, qué? Durante las últimas semanas hemos visto cómo el precio del petróleo ha llegado a sufrir caídas del 4-5% para luego, días más tarde, experimentar una subida del 9%, llegando a alcanzar este mes de mayo su máximo histórico en euros en términos nominales.

¿A qué se debe esto? Al movimiento del mercado, a la dependencia energética de Europa, a las reacciones de los países y a los pronósticos futuros.

¿Por qué varía tanto el precio del petróleo?

¿A qué se debe el baile de precios? Los países europeos han sido (y son) dependientes de Rusia en muchas materias relacionadas con la energía y los carburantes. Rusia exportaba, antes de la guerra, 6,6 millones de metros cúbicos diarios de gas, un 43% del gas del mercado mundial, aproximadamente, siendo un 72% de esas exportaciones a países europeos. Y, en cuanto al petróleo, Rusia era, antes del conflicto, el tercer mayor productor de petróleo del mundo, por detrás de Estados Unidos y Arabia Saudí. Al día, Rusia exportaba cinco millones de barriles de petróleo crudo y más de la mitad estaban destinados a Europa.

Cuando estalló el conflicto, Europa implantó medidas sancionadoras. Sobre todo, afectaron a las finanzas (prohibición de las operaciones de inversión en entidades rusas, veto a suministrar billetes de euro a Rusia, etc.) y a las personas o entidades rusas (sanciones a oligarcas, políticos, empresarios, etc).

A pesar de estas medidas, intentaron no cortar, en un primer momento, el suministro de petróleo o el gas, por la gran dependencia que tenemos. “El acierto ha sido que Europa no se subiera al carro anglosajón a la hora de cortar las importaciones. Tenía mucho que perder. Esta aproximación más pragmática e inteligente que poco o nada tiene que ver con lo que te pide el cuerpo probablemente nos ha ahorrado meter a la economía en un lío muy serio”, señala José Ramón Iturriaga, socio y gestor de Abante.

En este sentido, Iturriaga dice que haber seguido la estela de los países anglosajones habría supuesto “tratar de solucionar un error, la dependencia europea, con uno mayor”.

Desde la Comisión Europea quieren ampliar las sanciones. Ursula Von Der Leyen, propuso hace unos días prohibir totalmente las compras de petróleo ruso en Europa. Una prohibición de total importación ya sea vía mar, oleoducto, crudo o refinado que ha provocado cierto recelo en algunos países europeos y, por el momento, no han llegado a ningún acuerdo, aunque el objetivo es seguir con los contactos. Hungría, Eslovaquia y la República Checa, no tienen claro cómo de sencillo será asumir esta medida y sí entienden que será necesario un periodo de transición.

¿Es el precio petróleo la clave del conflicto?

Cuando sube el precio del petróleo, se produce una subida de costes en muchos sectores productivos y, en consecuencia, los bienes de consumo ven incrementado su precio también. El ejemplo más claro lo vemos en la gasolina. El 20 de febrero (4 días antes del conflicto ruso) llenar un coche de gasolina costaba 1,60€/L. Mientras que, en los meses posteriores, hemos visto el precio en 2€/L. o cercano a esta cifra.

Iturriaga explica por qué el petróleo es tan importante: “En clave económica, lo único que puede cambiar las perspectivas a medio plazo es lo que pueda pasar con el precio del petróleo. Su evolución determinará lo que suceda con la economía y los precios”.

El conflicto en Ucrania y lo que está pasando con el precio del petróleo ha acelerado la escalada de la inflación que llevamos viendo desde hace ya más de un año. ¿Qué impacto va a tener el petróleo en la espiral alcista que vivimos? Marta Campello, socia y gestora de fondos en Abante, explica que, en los datos de abril, “hemos visto una cierta moderación en la inflación, sobre todo por el incremento de los precios de la en energía unido a las ayudas del gobierno”, una medida que tras ponerse en marcha ha permitido que se pare y aplane un poco la inflación. Concretamente, “en España de 9,8 a 8,4”, detalla Campello.

Normas
Entra en El País para participar