Cos afirma que hasta finales de 2023 el PIB no alcanzará los niveles prepandemia

El gobernador pide grandes consensos políticos y sociales para poner en marcha políticas económicas que permitan salir de la crisis

Ve prioritario que se revisen las políticas de gasto de las AAPP para ganar eficiencia y optimizar su distribución

El gobernador del Banco de España, Pablo Hernández de Cos.
El gobernador del Banco de España, Pablo Hernández de Cos.

La economía española se encuentra inmersa en una coyuntura “extremadamente incierta” por lo que tendrá que hacer frente a los importantes retos estructurales que tiene por delante para mantener una senda de crecimiento robusta y sostenida a lo largo de los próximos años.

En la presentación del Informe Anual, el gobernador del Banco de España, Pablo Hernández de Cos, lanzó un mensaje directo a la clase política, al afirmar que la respuesta a esta incertidumbre económica generada por la guerra en Ucrania y la persistencia derivada de la pandemia por Covid “exige grandes consensos políticos y sociales” para poner en marcha de una manera decidida las políticas económicas necesarias para hacer frente a esta situación.

El Gobernador señala que pese al cierto avance económico que se registró una vez que se puso en marcha la política de vacunación frente al Covid, este dinamismo se vio progresivamente atemperado por las alteraciones en las cadenas de suministros y por las alzas de los precios de las materias primas energéticas, que en el tramo final de 2021 se unió la variante Ómicron, que originó que al cierre de 2021 el nivel de PIB de la economía española aún se encontrase 3,8 puntos porcentuales por debajo de sus registros prepandemia.

Ya en 2022, la invasión rusa de Ucrania supuso un empeoramiento de las perspectivas de crecimiento a corto plazo que, junto a las actuales presiones inflacionistas, provocarán que se posponga la recuperación a los niveles antes de la pandemia.

En su presentación, Cos señala que bajo estos condicionantes y siempre que no se produjeran nuevas perturbaciones o un agravamiento de la guerra en Ucrania habrá que esperar al tramo final de 2023 para que el PIB alcance los niveles previos a la pandemia. Adelanta que tras conocerse el menor crecimiento del PIB en el primer trimestre por parte del INE, se abre la puerta a una revisión a la baja de la tasa de crecimiento del PIB esperada para el conjunto del año, que el boletín fija en medio punto, por lo que la nueva estimación previsiblemente se fijará en el 4%.

El Banco de España fijó en el 4,5% su estimación de crecimiento para este año, si bien lanzó el mensaje de que si la coyuntura empeoraba, no podía descartarse incluso una recesión.

En cuanto a la evolución de la inflación considera que se mantendría elevada en los próximos meses, para moderarse progresivamente y advierte que “la incertidumbre sobre estas proyecciones es extraordinariamente alta”.

Apoyo a los más necesitados

El gobernador considera que en materia de política fiscal, resulta imprescindible en medio de una recuperación incompleta y un elevado nivel de endeudamiento público, centrar el foco de las ayudas en los hogares con las rentas más bajas y las empresas más vulnerables, que en definitiva son más vulnerables al impacto de la inflación.

Así considera que estas medidas presupuestarias tengan una naturaleza temporal y no distorsionen la evolución de los precios. Para el gobernador la necesidad de evitar una realimentación el actual proceso inflacionista es un argumento adicional para eludir un impulso fiscal poco selectivo y un uso generalizado de cláusulas de indexación automáticas en las partidas de gasto.

Así señala que esta desindexación “debe ser parte del pacto de rentas entre los agentes sociales” que contribuiría a evitar que se desencadene una espiral de incrementos de precios y de costes, agravando aún más los efectos nocivos del proceso actual de los precios y del conflicto bélico en Ucrania.

Dada la heterogeneidad del impacto que puede aportar las actuales perturbaciones actuales entre trabajadores, empresas y sectores, considera adecuado combinar la necesaria coordinación a escala nacional con mecanismos que permitan adaptar el acuerdo a las diferencias de productividad y de actividad entre empresas y sectores.

Es por ello por lo que el gobernador se pronuncia por un pacto de rentas que no cuente con medidas excesivamente uniformes, que puedan resultar demasiado rígidas.

Consolidación fiscal

Cos alertó sobre los riesgos de un mantenimiento prolongado en el tiempo de unos elevados niveles de endeudamiento público, ya que supone una importante fuente de vulnerabilidad, al tiempo que muestra menores márgenes de actuación fiscal ante posibles perturbaciones macrofinancieras adversas.

Así considera vital la implementación con rigor de un plan de consolidación fiscal plurianual, una vez superada la pandemia y los efectos de la guerra. Defiende que el ajuste presupuestario se ejecute de forma gradual una vez consolidada la senda de recuperación y se lleve a cabo con la participación de todas las Administraciones Públicas, “lo que contribuiría a incrementar la confianza y la certidumbre en torno a las políticas económicas”.

Se deben revisar de forma exhaustiva las políticas de gasto de las Administraciones Públicas con los objetivos de incrementar la eficiencia de cada partida presupuestaria y optimizar la distribución del gasto público entre partidas, con el propósito de promover un crecimiento más robusto y equitativo.

Política monetaria

El Gobernador del Banco de España considera que los bancos centrales de las principales economías desarrolladas han realizado avances en el proceso de normalización de su política monetaria, ante las fuertes tensiones inflacionistas.

En el área euro tras el 7,5% de inflación alcanzado en abril, todo apunta a que se mantendrá elevada en los próximos meses, para con posterioridad, sin las perturbaciones actuales ir moderándose hasta los niveles compatibles con el objetivo del BCE del 2%, nivel en el que los indicadores de expectativas a medio y largo plazo también se sitúan.

El gobernador considera que tras el anuncio de abril del Consejo de Gobierno de concluir en el tercer trimestre las adquisiciones netas en el marco del programa de compras APP, esta finalización debería tener lugar a comienzos del trimestre, “para proceder, poco después, al primer incremento de los tipos de interés”, para en los próximos trimestres proceder a sucesivos incrementos adicionales hasta alcanzar, “niveles acordes con el tipo de interés natural” si se mantienen las perspectivas de inflación de medio plazo en torno al 2%.

Mutualización del gasto público

Respecto a la puesta en marcha de políticas europeas considera que aquellas que se diseñen y se implementen, minimicen el riesgo de fragmentación en la UE y de que aparezcan distorsiones indeseadas. Para ello considera deseable que se pusiera en marcha una respuesta fiscal común frente a los retos de la guerra en Ucrania, “incluida la mutualización del gasto público necesario para afrontar sus efectos” sobre las economías de los distintos países.

Colchones fiscales

Con el fin de fijar un marco de reglas fiscales que garantice la sostenibilidad de las finanzas públicas, Cos propone una mejora de la hasta ahora escasa capacidad para lograr que los países acumulen colchones fiscales en épocas de bonanza que puedan utilizarse en los periodos de crisis, lo que requiriría un reforzamiento del papel que desempeñan las autoridades independientes de responsabilidad fiscal, como la Airef.

Normas
Entra en El País para participar