Cosmética

L’Oréal España recuperó en 2021 el 96% de los ingresos pre-Covid

Alcanzó una facturación de 894 millones, un 12% más que en 2020

La creación del clúster con la filial portuguesa le cuesta 90 millones

Juan Antonio de Lomas, consejero delegado de L’Oreal España
Juan Antonio de Lomas, consejero delegado de L’Oreal España

L’Oréal España recupera el paso tras el paréntesis provocado por la pandemia. La filial del gigante de la cosmética consiguió en 2021 recuperar más del 96% del negocio previo al Covid-19, con una cifra de negocios de 894,4 millones, según la información que acaba de depositar en el Registro Mercantil.

La cifra supone un avance del 12% respecto a los ingresos de 2020, mermados por el efecto que tuvo la pandemia sobre su negocio, y que rompió una racha de seis ejercicios consecutivos de crecimiento. Además, está apenas un 4% por debajo de la cifra de negocios que registró en 2019. Esta, de 930 millones, supuso una cifra récord para la filial.

La línea de negocio que más tiro de la recuperación de las ventas en 2021, más allá de la prestación de servicios a otras sociedades del grupo, fue la de cosmética activa, bajo la que se encuadran marcas como Vichy.

Esta creció un 22% hasta los 115,3 millones, y además, es la única de las divisiones que ha superado los ingresos que tenía en 2019, en un 24%. La de gran consumo, la principal en generación de ingresos, con marcas como L’Oréal Paris, Maybelline o Nyx, entre otras, es la que menos terreno ha recuperado. En 2021, sus ventas fueron de 348,27 millones, un 3% más que en 2020 pero todavía un 10,6% por debajo de los niveles de 2019.

Mejor rentabilidad

Los productos de lujo avanzaron a mejor ritmo, un 20% anual hasta 307 millones, apenas un 4% por debajo de la facturación pre-Covid; y los destinados a usuarios profesionales mejoraron un 13,5%, hasta 97,17 millones.

La mejoría en los ingresos permitió a la filial española de L’Oréal mejorar su beneficio hasta los 70 millones de euros, un 37,2% más. Para 2022, la empresa aspira a registrar una nueva mejora tanto de ventas como de resultado de explotación, continuando con su “estrategia de transformación iniciada en ejercicios anteriores”.

Un año marcado por la creación del clúster con el que la compañía cosmética ha unido las fuerzas de sus filiales española y portuguesa. Este tiene su sede en Madrid, a donde el 1 de enero se trasladaron 50 empleados de Portugal, y está dirigido por Juan Antonio de Lomas, consejero delegado de L’Oréal España.

Aunque ambas filiales siguen teniendo personalidades jurídicas propias, la creación del clúster le ha costado a la española 90,3 millones. Sus cuentas reflejan que la unión “ha implicado la adquisición por parte de L’Oréal España de dos activos intangibles valorados en 90,3 millones. La sociedad ha presentado una propuesta de valoración a las autoridades fiscales respecto a esta reorganización”.

Con ella, busca “ofrecer una respuesta a los rápidos cambios experimentados por el mercado de la belleza. El aumento de la eficiencia permitirá invertir en capacidades de crecimiento en ambos mercados, aprovechando las sinergis y complementariedades existentes”.

Normas
Entra en El País para participar