Ahora Abogacía pide a la RAE suprimir la definición de abogado como "enredador, parlanchín"

La medida busca un mayor respeto en estrados por parte de los jueces hacia los letrados, según explican

Borja Luján y Paloma Barandiarán, abogados del movimiento Ahora Abogacía
Borja Luján y Paloma Barandiarán, abogados del movimiento Ahora Abogacía

El movimiento Ahora Abogacía, que aglutina a diferentes abogados de Madrid para conectar la profesión "con el siglo XXI", ha registrado una solicitud en la Real Academia Española (RAE) para que se suprima del Diccionario la tercera acepción del término “abogado”, que lo define como una “persona habladora, enredadora, parlanchina”.

Según ha dicho este viernes el letrado Borja Luján, miembro del comité de dirección de la agrupación, la definición “menosprecia y denigra la profesión y no es reflejo de los valores del abogado”. “Queremos que (los jueces) no nos llamen parlanchines” en estrados, ha subrayado, porque “somos un actor jurídico esencial para la defensa de los derechos de los ciudadanos”.

En el acto en el que se ha dado a conocer la solicitud también ha estado presente la abogada Paloma Barandiarán, que ha dicho que la percepción que la sociedad tiene de los abogados no es la que a ellos les gustaría. Preguntada si eliminando esa acepción, la imagen va a mejorar, ha respondido que “las acciones que parecen insignificantes, en el fondo son muy importantes”. En el mismo sentido se ha pronunciado Luján, que ha dicho que “es una gota de agua en una piscina”.

En lo que respecta al nivel de responsabilidad que tienen los propios letrados en esa imagen supuestamente negativa, Luján ha dicho que ellos también deben “hacer autocrítica”. “Claro que hay ovejas negras, pero queremos defender a los abogados en su conjunto”.

En el escrito, que está dirigido a Santiago Muñoz Machado, presidente de la RAE, apelan a su “sensibilidad como reconocido jurista y abogado” para que acceda a sus pretensiones y solicitan “una reunión para abordar adecuadamente esta demanda”.

En el fondo, la medida busca un mayor respeto por parte de jueces y fiscales hacia los abogados, pues, según han dicho Luján y Barandiarán, el trato en sala no siempre es el mejor posible. Atendiendo a la posibilidad de solicitar una modificación legal o estatutaria al respecto, han dicho que es una medida que contemplan, pero en el horizonte porque la agrupación acaba de "empezar" a rodar.

Elecciones al ICAM

Ahora Abogacía se presentó el 30 de marzo en Madrid y cuenta con el apoyo “de un centenar de prestigiosos juristas madrileños” que proceden del “mundo académico” y de “grandes y pequeños despachos”, según dicen desde la organización. Se definen como “un movimiento de cambio” que, entre otras líneas de actuación, quiere poner en valor “la dignidad” de los abogados.

Su nacimiento coincide con las elecciones al Colegio de la Abogacía de Madrid (ICAM), previstas para el próximo mes de diciembre. Por el momento, desde la agrupación no desvelan si se presentarán o no a los comicios. "Consultaríamos a nuestras bases, hablaríamos con los candidatos y veríamos qué es lo que más interesa”, responden.

Normas
Entra en El País para participar