El retorno de las bolsas de nicotina tardará en llegar a Philip Morris

La compra de Swedish Match le ayudará a dejar los cigarrillos, pero el precio que paga deja poco margen de error

Latas de snus en una tienda de Swedish Match en Estocolmo.
Latas de snus en una tienda de Swedish Match en Estocolmo. reuters

acek Olczak va a gastar a lo grande para dejar los cigarrillos. El consejero delegado de Philip Morris International ha acordado la adquisición por 16.000 millones de dólares del fabricante de bolsas de nicotina (snus) Swe­dish­ Match. Con este acuerdo, el productor de Marlboro está más cerca de dejar de fumar para 2025. Pero el retorno financiero podría llevar mucho más tiempo.

 

PMI tiene previsto obtener más de la mitad de sus ingresos netos de productos como el dispositivo de tabaco calentado Iqos y el producto de vapeo Veev en un plazo de tres años. Swedish Match, que ejecuta la mayor parte de sus ventas con productos como las bolsitas de nicotina Zyn y el tabaco de mascar, considerados de mucho menor riesgo para la salud que el tabaquismo, le ayudará.

Y lo que es más importante, también hace que PMI vuelva a Estados Unidos. El grupo, valorado en 153.000 millones de dólares, distribuye allí productos de tabaco a través de Altria, de la que se escindió en 2008. Swedish Match, que tiene dos tercios de la cuota de mercado de las bolsas de nicotina en Estados Unidos y obtiene allí casi el 60% de sus ingresos por productos libres de humo, daría a PMI una red de distribución para vender artículos como los vapeadores Veep.

Sin embargo, la prima, de casi el 40%, es cara. El acuerdo valora Swedish Match en 17.500 millones de dólares, deuda neta incluida. Para recuperar el coste de capital del grupo sueco, de alrededor del 7% –un umbral bajo en comparación con el sector del tabaco en general–, se necesitarían unos 1.600 millones de dólares de beneficio operativo anual antes de impuestos. Para llegar a esa cifra en 2027, una larga espera, PMI tendría que hacer crecer el ebit del grupo sueco en un 10% anual y eliminar costes equivalentes al 10% de los ingresos de 2021, según nuestros cálculos. Eso parece difícil: los analistas esperan que las ventas aumenten de media un 7% en los próximos tres años, según datos de Refinitiv.

PMI está haciendo lo correcto al diversificar los tipos de productos que ofrece. Sin embargo, adentrarse en nuevas áreas aún no probadas en algunos mercados conlleva riesgos. PMI lo aprendió por las malas cuando, junto con Altria, perdió un caso de infracción de patentes por los dispositivos de tabaco calentado Iqos.

Además, los organismos reguladores también podrían ver con malos ojos las bolsas de nicotina snus, como ha hecho Estados Unidos con los vapeadores aromatizados, por ejemplo. El precio que va a pagar Olczak deja poco margen para los errores.

Los autores son columnistas de Reuters Breakingviews. Las opiniones son suyas. La traducción, de Carlos Gómez Abajo, es responsabilidad de CincoDías