Pfizer saca Biohaven de la guarida de los osos de la biotecnología

Las acciones de las farmacéuticas especulativas están sufriendo una dura resaca después de que las valoraciones alcanzaran picos insostenibles

Logo de Biohaven Pharmaceutical.
Logo de Biohaven Pharmaceutical. REUTERS

Los inversores en tecnológicas no recibirán la compasión de los de las biotech. Las acciones de las farmacéuticas especulativas están sufriendo una larga y épica resaca después de que las valoraciones alcanzaran máximos insostenibles. Pero hay esperanza para algunos.

 

Antes de este tropiezo, los precios de las biotech estaban subiendo, y la calidad bajando. El valor del S&P Biotechnology Select Industry se triplicó en 2016-20. A medida que las valoraciones subían, los banqueros alimentaban a los inversores hambrientos de más papel especulativo. Más de 300 biotech salieron a Bolsa en 2017-21, según Jay Ritter, de la Universidad de Florida, casi el mismo número de los 15 años anteriores. La mediana de los ingresos de esa cohorte reciente fue cero.

Desde el inicio de 2021, el índice ha perdido más de la mitad de su valor. Los fracasos de alto perfil clínicos y de mercado en áreas como la terapia génica y el alzhéimer llevaron a los inversores a frenar las expectativas de crecimiento. A medida que los generalistas huían, la tarea de financiar estas empresas fundeefectivo recaía en los especialistas del sector que quedaban. Es una mala noticia para empresas como Biohaven.

O lo sería, si no fuera porque las grandes farmas necesitan seguir rellenando sus catálogos. Pfizer tiene efectivo, gracias al Covid. La compra por 12.000 millones de dólares de los fármacos para la migraña de Biohaven, cuyas ventas deberían de superar fácilmente los 1.000 millones anuales en unos años, ayudará a calmar los temores de que los ingresos de Pfizer se vean presionados a medida que la pandemia se desvanezca y las patentes caduquen.

La prima del 79%, aunque parece alta, no compensa del todo los sueños truncados en el último semestre. Pfizer compró acciones de Biohaven a un precio aún mayor en 2021 como parte de un acuerdo de asociación. Al menos hay un giro interesante. Todos los accionistas recibirán títulos de una nueva firma que contiene algunos de los programas más especulativos de Biohaven. Suelen ser el punto de fricción en las fusiones, ya que son difíciles de valorar. Hay muchas más biotech en apuros que ahora rezarán por recibir el mismo trato.

Los autores son columnistas de Reuters Breakingviews. Las opiniones son suyas. La traducción, de Carlos Gómez Abajo, es responsabilidad de CincoDías