Portugal y España dicen tener el sí para topar el gas pero Bruselas no lo reconoce

La Comisión Europea ha matizado que aún "no se ha tomado una decisión formal" sobre el asunto

Ribera anuncia un plan de ahorro energético para aplicar en la Administración

La vicepresidenta tercera del Gobierno y ministra de Transición Ecológica y para el Reto demográfico, Teresa Ribera.
La vicepresidenta tercera del Gobierno y ministra de Transición Ecológica y para el Reto demográfico, Teresa Ribera. AFP

El primer ministro portugués, António Costa, ha anunciado este lunes que la Comisión Europea (CE) ha dado luz verde a la propuesta ibérica para poner un techo máximo al precio del gas y que Portugal y España están trabajando para poder aprobar la legislación este mismo martes.

"Hoy mismo por la mañana la Comisión Europea dio luz verde a la propuesta portuguesa y española para evitar la contaminación del precio de la electricidad por la subida gas. Es una medida de gran alcance", dijo Costa en declaraciones a periodistas portugueses en Estrasburgo (Francia), a la salida de la Conferencia sobre el Futuro de Europa.

"Estamos en este momento coordinando con el Gobierno español cómo aprobamos la respectiva legislación, y haremos todo para poder hacerlo ya mañana", añadió en declaraciones a la cadena estatal RTP.

Sin embargo, después de estas palabras del primer ministro portugués, la Comisión Europea ha matizado que "aún no se ha tomado una decisión formal" sobre este asunto. "La Comisión permanece en contacto cercano con las autoridades españolas y portuguesas sobre el diseño de la medida", ha explicado a Europa Press un portavoz de la CE.

El Ejecutivo comunitario ha indicado que ha recibido "recientemente" un borrador de la medida técnica que incluía "un gran número de detalles relevantes" sobre el acuerdo político de la 'excepción ibérica'. No obstante, el portavoz de la Comisión Europea ha asegurado que a fecha de hoy solamente se ha compartido "una valoración preliminar".

"Todavía queda pendiente cierta información y se espera [que se incluya] en la notificación formal, que sucederá pronto. El objetivo principal de la Comisión es alcanzar decisiones sólidas y legales lo más pronto posible", ha apostillado el portavoz comunitario.

El Gobierno trabaja en un plan de ahorro

Por su parte, la vicepresidenta tercera del Gobierno y ministra de Transición Ecológica y para el Reto Demográfico, Teresa Ribera, ya había apuntado también esta posibilidad horas antes en una entrevista concedida a TVE. Preguntada por cuándo aprobaría el Consejo de MInistros este plan para topar el precio del gas, la ministra apuntó: "Si llegamos a tiempo para mañana, pues mañana, y si no, tan pronto como tengamos todos los aspectos técnicos". Ribera destacó que España había estado trabajando todo el fin de semana en esto con Portugal y con la Comisión Europea para tener lista la propuesta cuanto antes.

Fuentes del Ministerio para la Transición Ecológica español confirmaron por su parte que han recibido la luz verde de la CE, y que trabajan para poder aprobar la medida en el Consejo de Ministros de este martes "o lo antes posible".

En la entrevista, la vicepresidenta tercera del Gobierno ha anunciado que el Gobierno trabaja en un plan de ahorro y eficiencia energética en el ámbito de la Administración General del Estado (AGE), así como en una serie de "recomendaciones" a la ciudadanía, incluyendo a las empresas, para reducir el consumo de energía y las importaciones de combustibles fósiles.

"Estamos trabajando en términos de recomendaciones para que los ciudadanos puedan contribuir a reducir el consumo, no estamos trabajando en legislación dura", ha señalado en declaraciones a TVE recogidas por Europa Press.

La vicepresidenta, que ha insistido en que no se quiere hacer de esto una "carga" que no pueda gestionar la ciudadanía, ha subrayado que en algunos Estados miembros de la UE se están asociando las recomendaciones para reducir el consumo energético a un modo de ayudar a Ucrania.

Para Ribera, reducir el consumo es "fundamental" y en ello coinciden todos los analistas. "Tenemos que ver el modo en que hacemos un ahorro inteligente y vamos a empezar por la AGE. Pero hay algunas recomendaciones básicas que son muy importantes", ha afirmado la vicepresidenta tercera, que ha citado entre ellas el fomento del transporte público frente al vehículo privado, el teletrabajo, la regulación del termostato, coche compartido si no se puede usar transporte público o racionalizar horarios de oficina para apagar antes la calefacción en invierno.

"Son algunas de las cosas que ya están encima de la mesa y pensemos que ya lo hicimos en el pasado. En otro momento de tensión, no hace tantos años, se planteó incluso la reducción de la velocidad (en las carreteras), que es una de las recomendaciones que introduce de nuevo la Agencia Internacional de la Energía en sus propuestas, o pensemos que en la década de los 70 en muchos países europeos se impulsaron a gran escala medidas muchas más amplias de reducción del uso del vehículo privado", ha señalado.

Ribera ha indicado que regulando el termostato, reduciendo la temperatura en invierno o incrementándola en verano, se puede conseguir un ahorro energético de entre el 20% y el 25%.

"Tenemos que trabajar dando ejemplo, buscando en primer lugar el compromiso de la Administración Pública, pero también pensando en la máxima de que nuestra aportación como ciudadanos permitirá a España reducir su necesidad de importación de combustibles fósiles, aligerando la presión internacional de proveedores y sobre el resto de Estados que tienen más dificultades de aprovisionamiento", ha explicado.

Posibilidad de suministrar a otros países de la UE

Precisamente, sobre la posibilidad de que prohibir el suministro en Europa de gas y petróleo ruso requiera que España ayude a otros países a aprovisionarse, la vicepresidenta no ha descartado que esto llegue a suceder, pues si se diera una "tensión" en el suministro, el compromiso de los países europeos es ayudarse mutuamente, algo en lo que ya está trabajando la Comisión Europea.

"Nuestra capacidad de almacenamiento y llegada de gas natural licuado nos permite poder ser hasta cierto punto una garantía adicional para otros Estados miembros y en eso está trabajando la Comisión con los gobiernos, pero también con los distintos operadores y las empresas, para encajar todas las piezas y trabajar con la máxima seguridad de cara al próximo invierno", ha precisado.

Normas
Entra en El País para participar