Textil

Tendam reduce capital por 81 millones, el 30% del total

Minora en 0,052 euros el valor nominal de cada acción

Jaume Miquel, presidente ejecutivo de Tendam
Jaume Miquel, presidente ejecutivo de Tendam

La junta de accionistas de Tendam Retail aprobó este jueves una reducción de capital por un montante de casi 81 millones de euros, el equivalente al 30% del total.

En concreto, la junta dio ayer el visto bueno a una reducción por 80,8 millones de euros, "con la finalidad de devolver aportaciones a los accionistas, mediante la reducción del valor nominal de todas y cada una de las acciones en circulación", explica la empresa en la resolución del acuerdo. Este detalla que el valor nominal de cada acción se reduce de 0,169 euros a 0,117, y que la diferencia, de 0,052, "será entregada a todos y cada uno de los accionistas, neta de impuestos y multiplicada por el número de acciones del que sea titular cada uno de ellos".

Como detallan sus últimos estados financieros, relativos al ejercicio 2021, Tendam Fashion es la propietaria de casi el 95% de las acciones de Tendam Retail, sobre la que se acomete esta reducción de capital, y que aglutina todo el negocio texti. Tendam Fashion, a su vez, es propiedad al 100% de Tendam Brands, cabecera del holding, cuyos inversores finales al 50% son los fondos PAI y CVC. La operación es intragrupo y estos no serán los destinatarios de los fondos, según se aclara desde la empresa.

Antes de la reducción, el capital social de Tendam Retail superaba los 262 millones de euros al cierre del ejercicio 2021, último año con cuentas anuales disponibles. Desde la empresa se explica que el objetivo es "la optimización y racionalización de los recursos propios de la compañía, cuyo importe es superior a sus necesidades operativas". Tras la operación, queda en 181,8 millones.

CVC y PAI meditan desde hace meses qué hacer con su participación en la textil española, que ya ha superado los efectos de la pandemia. Como adelantó este periódico el pasado 8 de febrero, los fondos han sondeado al mercado para sacar la compañía a Bolsa, con unas valoraciones en el entorno de los 2.000 millones de euros. Desde 2018 controlan al 50% la firma, tras la salida de Permira.

Como paso previo, plantean una refinanciación de los 540 millones de euros en bonos que mantienen en el mercado, tras amortizar a inicios de año el crédito de 132 millones que le otorgó la banca, avalada por el ICO, durante la pandemia. Esto provocó que las agencias de rating mejorasen un escalón la nota de la compañía, hasta B+, cuatro peldaños por debajo del grado de inversión.

Normas
Entra en El País para participar