Aerolíneas

IAG pierde aún 787 millones a marzo y prevé beneficios desde este trimestre

El holding reconoce las dificultades operativas de la reactivación de British Airways y la acción abre con fuertes caídas

Aviones de Iberia en Madrid-Barajas.
Aviones de Iberia en Madrid-Barajas.

La gradual recuperación del tráfico aéreo, conforme caen las restricciones a la movilidad, hacen que IAG recorte sus pérdidas y espere resultados positivos a partir del actual segundo trimestre. Pero el beneficio después de impuestos al cierre de marzo sigue siendo en rojo y abultado: 787 millones desde los 1.074 millones perdidos en el mismo periodo de 2021. Uno de los lastres en enero y febrero fue la variante ómicron del coronavirus, además del propio componente estacional de este negocio.

La pérdida de las operaciones ha alcanzado 731 millones de euros (1.077 millones en el primer trimestre de 2021), y antes de partidas excepcionales ha sido de 754 millones de euros (en comparación con los 1.144 millones de hace un año). Los resultados no han sido bien recibidos por el mercado: la acción ha abierto con una caída de más del 7% y a una hora del cierre el desplome es superior al 10%. El de IAG venía siendo uno de los valores en alza por los visos de reanimación del turismo.

Por aerolíneas, British Airways enterga unas pérdidas operativas antes de excepcionales de 430 millones, en comparación con el resultado negativo de 649 millones del primer trimestre de 2019; Aer Lingus se deja 110 millones, empeorando desde los 76 millones de marzo de 2019; Iberia también incrementa la pérdida operativa, de 65 a 89 millones, y Vueling declara 99 millones en rojo, en comparación con los 34 millones de marzo de 2019. Los presidentes de Iberia y Vueling, Javier Sánchez Prieto y Marco Sansavini, respectivamente, han señalado ante los medios que los resultados mejoran los de 2021 y se acercan ya a los registrados antes de la crisis sanitaria.

IAG 1,49 0,81%

El CEO de IAG, Luis Gallego, ha confirmado esta mañana que “la demanda se está recuperando con fuerza, en línea con nuestras previsiones. Esperamos recuperar la rentabilidad a partir del segundo trimestre en adelante y en el ejercicio completo”. El primer ejecutivo explica que “las pérdidas de las operaciones del grupo se redujeron significativamente en el primer trimestre en comparación con el ejercicio anterior. Estos resultados reflejan la estacionalidad de nuestro negocio, el impacto de ómicron y los costes asociados con el incremento de las operaciones”.

Recuperación de la oferta

La capacidad puesta en el mercado por sus aerolíneas estuvo en un 65% sobre la ofrecida entre enero y marzo de 2019, lo que supone un avance desde el 58% de recuperación que fue declarado en el cuarto trimestre de 2021. Para ello, ha sido clave la relajación de las restricciones a los viajes en Reino Unido y que, de momento, la invasión rusa de Ucrania está teniendo un impacto muy limitado en las operaciones.

IAG advierte de una “fuerte recuperación”, del segmento de viajes de negocios y de la solidez del ocio premium. Para el resto del año, el holding planea ofrecer en este segundo trimestre un 80% de la capacidad que desplegó en el periodo comparable de 2019; un 85% en el tercer trimestre, y subir al 90% en el cuarto. Con ello, la oferta en el conjunto del año presentaría una recuperación del 80% respecto al ejercicio previo a la pandemia. Una de las palancas de crecimiento es la apertura de las comunicaciones aéreas en el corredor del Atlántico Norte, vital para British Airways, donde IAG prevé total reactivación tras el verano.

IAG reconoce una moderación de la capacidad planeada en Heathrow y está acelerando la contratación de personal para British

Empresa por empresa, destaca la programación de Vueing ya para este segundo trimestre, con un 102% de capacidad en comparación con la puesta en el mercado en el periodo comparable de 2019. La low cost catalana obtendrá este año una total recuperación en su capacidad. Aer Lingus e Iberia van a estar ya este trimestre en el 87%, y British en el 70%, para una previsión en el ejercicio del 74%.

La compañía que engloba a British, Iberia, Vueling y Aer Lingus cuenta con un colchón de efectivo de 8.184 millones, lo que supone un incremento de 241 millones desde el 31 de diciembre. También mejora el circulante gracias al impulso en las reservas. La firma tiene 4.176 millones en financiación no dispuesta para fines generales y aviones. Con ello, la liquidez total asciende a 12.360 millones.

La gestión del despertar de British Airways

Especial atención en esta recuperación merece la punta de lanza del grupo, British Airways: “Como consecuencia de la mayor recuperación de capacidad que está viviendo la aviación comercial en toda su historia, la industria se está enfrentando a retos y British Airways no es una excepción. La positiva eliminación de las estrictas restricciones a los viajes en el Reino Unido, combinada con una gran demanda acumulada, ha contribuido a un abrupto aumento en la capacidad. En este momento, la aerolínea está centrada en mejorar las operaciones, mejorar la experiencia del cliente y reforzar la resiliencia operativa”.

Se espera la apertura de una posible base estacional en Madrid para capear posibles colapsos en Londres motivados especialmente por falta de personal y tambien debido a que la infraestructura se está redimensionando por debajo de las necesidades de su mayor aerolínea, según ha remarcado Gallego ante la prensa. De momento, IAG reconoce una moderación de la capacidad planeada en Heathrow. También se está acelerando la contratación de personal, tras el despido de 10.000 empleados en el primer año de pandemia, y la aerolínea se apoyará en aliados como American Airlines, Finnair e Iberia Express para sacar adelante su producción.

Como muestra de la reactivación de las operaciones, los ingresos de IAG en el primer trimestre llegan a los 3.435 millones, frente a 968 millones en el mismo periodo de 2021. Los ingresos de pasaje por asiento y kilómetro operado suben un 76%, de 3,07 céntimos a 5,41. Y el coeficiente de ocupación media de los aviones salta del 45,8% de hace un año al 72,2%. Las españolas Iberia y Vueling son las que han llevado los vuelos más ocupados, con ratios del 76% y 77%, respectivamente. Aer Lingus ha operado con sus aparatos al 57% y British los ha llenado al 71%.

Mayor actividad se traduce en mayores costes, con un alza del 46% excluido el combustible en los costes unitarios. El gasto de personal crece un 65%, hasta los 1.045 millones; el de combustible se multiplica casi por cuatro, llegando a 918 millones, y así se comportan también los gastos por handling, tasas, etcétera.

Normas
Entra en El País para participar