Infraestructuras

Ferrovial elude el impacto por la guerra en Ucrania, pero sufre la subida de los materiales

El grupo mejora un 4,7% el ebitda hasta marzo y nota la reactivación de Heathrow y el despegue de las autopistas en EE UU

Aviones de British Airways junto a la terminal 5 del aeropuerto londinense de Heathtrow.
Aviones de British Airways junto a la terminal 5 del aeropuerto londinense de Heathtrow.

Ferrovial crece en el primer trimestre del año de la mano de cierta recuperación del tráfico en el aeropuerto de Heathrow, que tuvo en marzo su mejor mes desde el inicio de la pandemia, la recuperación de las autopistas de peaje en Texas (EE UU), o del tirón de la filial polaca de construcción Budimex a pesar del cercano conflicto en Ucrania. Sin embargo, ve cómo se resienten los márgenes en construcción por la inflación de las materias primas.

La compañía que preside Rafael del Pino declara unos ingresos de 1.573 millones, con una subida del 7% en términos comparables respecto al primer trimestre de 2021. El ebitda asciende a 133 millones, lo que representa una mejora del 4,7% también en términos comparables. Y el resultado de explotación, de 66 millones, evoluciona un 1,5% al alza. Ferrovial ha señalado esta tarde que, en virtud de la Ley 5/2021, elude ofrecer información financiera en el primer y tercer trimestre, limitándose a mostrar datos operativos.

Entre las prioridades desde que estalló la pandemia se encuentra blindar la liquidez, con 6.456 millones y una caja, excluidos los proyectos de infraestructuras, que suma 2.204 millones.

La división de Construcción, fuertemente expuesta al Este de Europa a través de la filial polaca Budimex, se libra de momento de la contracción que podría derivar de la invasión rusa de Ucrania. Pero le pesa el encarecimiento de los materiales de obra. La cartera de contratos del área cae un ligero 1,2%, con 12.231 millones (41% procedente de EE UU, un 25% de Polonia y el 15% en España). Construcción ha aumentado sus ventas un 4,3%, hasta los 1.387 millones, pero su ebitda se deja un 23%, descendiendo a 36 millones de euros. El margen pasa del 3,7% de marzo de 2021 al actual 2,6%.

En cuanto al margen operativo de Construcción, baja al 0,8% (1,6% a marzo de 2021), a partir de un resultado de explotación de 10 millones, un 48% menor al de hace un año.

Un 83% de la facturación por obras procede del exterior, con Polonia y Estados Unidos como principales mercados. La filial polaca Budimex mejora un 28% sus ingresos gracias a las actividades de edificación y obra civil. Su margen de ebit desciende del 4,6% al 3,3% después de que el resultado de explotación se haya contraído un 7,5% por el alza en los precios del acero y otros materiales.

La constructora estadounidense Webber factura un 10% menos que en el primer trimestre de 2021 tras la venta de la actividad de reciclaje de áridos en julio y la retirada de la actividad de edificación no residencial. Su margen de ebit pierde seis décimas, hasta el 1,8%.

Ferrovial Construcción, por último, crece un 1,7% en ventas, pero su ebit es de seis millones en rojo frente al resultado positivo de un millón en marzo del año pasado. En este caso se achaca la perdida a subidas en la mano de obra, materias primas y a los precios de la energía.

Mejoría en autopistas y aeropuertos

Ferrovial ha visto crecer sus ingresos por el negocio de Autopistas un 38%, hasta los 158 millones (75,5% cosechado en EE UU). El ebitda de la división ha sido de 109 millones hasta marzo, lo que representa un salto del 41% en términos comparables.

Las autopistas estadounidenses NTE, NTE 35W e I-77 están ya en niveles de tráfico similares o superiores a los previos a la pandemia. Los usuarios de la NTE crecieron un 20,9%, los de la LBJ un 21,1%, y los de la NTE 35W mejoraron un 10,3% en comparación con el mismo trimestre del año 2021. A este comportamiento se suma el incremento tarifario y el consiguiente aumento en los ingresos. Estos repuntaron un 46,5% en el caso de la NTE, un 38% en la NTE 35W, un 34% en la LBJ y un 106,6% en la I-77.

Respecto a la autopista canadiense 407 ETR, que avanza un 46% en intensidad de tráfico, la facturación crece casi un 40%, hasta los 237 millones de dólares canadienses. El ebitda declarado es un 49% mejor, marcando 194 millones de dólares canadienses, lo que arroja un margen del 82,2%.

La división de Aeropuertos ha visto triplicarse las ventas de Heathrow, hasta los 516 millones de libras tras atender a 9,7 millones de viajeros. Su ebitda ajustado alcanzó los 275 millones de libras. Los aeropuertos regionales británicos agrupados en AGS también disparan sus ingresos un 238%, con especial comportamiento de Glasgow (multiplicó por siete su volumen de viajeros en el primer trimestre).

Heathrow ha revisado al alza las estimaciones de pasajeros para 2022 hasta los 52,8 millones frente a los 45,5 millones previstos inicialmente.

Normas
Entra en El País para participar