Mercado laboral

La Semana Santa anima el empleo con 184.577 cotizantes más y la mitad de los nuevos contratos fueron fijos

El desempleo experimentó una reducción de 86.260 personas, hasta dejar la cifra de parados en 3.022.503 desempleados, la menor cifra en un mes de abril desde 2008

La Semana Santa anima el empleo con 184.577 cotizantes más y la mitad de los nuevos contratos fueron fijos

Se esperaban buenos datos del mercado laboral en abril y hoy se han confirmado. La Semana Santa, como es habitual, ha dinamizado el empleo y la Seguridad Social ha ganado 168.152 nuevos cotizantes hasta terminar el mes, por primera vez, por encima de los 20 millones de afiliados (20.019.080). Además, las medidas adoptadas en la reforma laboral contra la temporalidad han pesado más que la eventualidad que normalmente impregna el empleo en Semana Santa y el porcentaje de nuevos contratos fijos ha seguido aumentando hasta suponer una de cada dos nuevas contrataciones. Antes de la reforma esta proporción era siempre de uno de cada diez.

En consonancia, el desempleo experimentó una reducción de 86.260 personas, hasta dejar la cifra de parados en 3.022.503 desempleados, la menor cifra en un mes de abril desde 2008. Esto supone también que en los últimos doce meses 888.125 trabajadores han abandonado las listas del paro, lo que significa la mayor reducción interanual de la serie histórica. Por su parte, la afiliación también ha acelerado su avance interanual, sumando casi un millón de cotizantes en el último año, y elevando el ritmo de creación de empleo por encima del 5%.

Paro abril Pulsar sobre el gráfico para ampliar

Así lo han informado hoy los ministerios de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones y de Trabajo, que han destacado también las cifras corregidas de efectos estacionales, que muestran mejor la tendencia del mercado al eliminar los efectos del calendario, como es la Semana Santa. Aún sin esta influencia de las vacaciones la Seguridad Social ha ganado 33.000 cotizantes, tras doce meses consecutivos de crecimiento en términos desestacionalizados. En cuanto a las cifras desestacionalizadas del paro, este prácticamente se habría estancado, con apenas 4.599 desempleados menos.

Otra de las comparaciones que pueden hacerse para evaluar el comportamiento de la ocupación en abril es mirar hacia los datos de empleo de los meses de abril de años anteriores. También en esta comparativa abril de 2022 sale ganando, ya que la media de creación de empleo en dicho mes desde 2014 a 2021 (excluyendo 2020 porque la pandemia distorsionaría estas cifras) fue de 168.152 nuevos cotizantes, frente a los 184.577 del mes pasado.

Debido al impulso ya mencionado de la Semana Santa, casi siete de cada diez nuevos empleos se registraron en sectores relacionados con el turismo y el ocio (hostelería, entretenimiento y otros servicios). Mientras que, por el contrario, y también por el efecto de este periodo vacacional, la construcción destruyó empleo en abril, con 1.849 cotizantes menos.

La mejora de la calidad en el empleo tras la entrada en vigor de la reforma laboral y tras un mes de aplicación plena de esta nueva normativa --los nuevos requisitos y límites de los contratos temporales entraron en vigor el 31 de marzo--, es más que evidente. Además del hecho de que el 48% de los nuevos contratos firmados en abril hayan sido indefinidos, el volumen total de trabajadores fijos se ha elevado hasta el 77% de todos los cotizantes, seis puntos más de lo que es habitual en los meses de abril.

Asimismo, es muy importante el fuerte recorte de los contratos de muy corta duración (menos de siete días) que antes de la reforma, en abril, representaban el 76% de las nuevas contrataciones y ahora son el 28%. Es más, la contratación indefinida se incrementa en todos los sectores, todas las comunidades, en todos los tramos de edad (entre los menores de 25 años alcanzan el 44% de los nuevos) y entre hombres y mujeres. De hecho, los fijos han supuesto el 50% de los contratos firmados en la agricultura, el sector con mayor temporalidad; y el 74% de los firmados en la construcción, como efecto de la creación del nuevo contrato fijo para este sector.

Los fijos discontinuos se disparan un 1.272%

Otro de los impactos más significativos de la reforma, en su intención de combatir el abuso de la temporalidad es el trasbase que está habiendo de temporales a fijos discontinuos. Los primeros se redujeron en casi 407.00 solo en abril respecto a marzo, mientras que los fijos discontinuos crecieron en 238.760, lo que supuso un fuerte avance del 125% en el mes y la friolera de un 1.272% en comparación con abril de 2021..

Este trasvase también se ha producido de temporales a fijos, que han sumado 460.597, de los cuales 284.732 fueron a tiempo completo y 175.865, a jornada parcial. No obstante, en términos relativos el tiempo parcial crece más (un 19%) que las jornadas completas (9%), algo que puede deberse al tipo de empleo estacional de este mes.

Normas
Entra en El País para participar