Bruselas acusa a Apple de abuso de posición dominante con Apple Pay

Afirma que restringe el acceso a sus competidores para ofrecer soluciones de pago en iPhone y iPad

De confirmarse la denuncia, la empresa enfrentaría un multa de hasta el 10% de su facturación mundial

Bruselas acusa a Apple de abuso de posición dominante con Apple Pay

La Comisión Europea intensifica su supervisión sobre las prácticas en materia de competencia de los gigantes tecnológicos. Este lunes, Bruselas ha acusado formalmente a Apple de abuso de posición dominante por limitar a la tecnología inalámbrica NFC las posibilidades para el pago sin contacto Tap to Pay, lo que en la práctica supone restringir la competencia para favorecer a su servicio de pago Apple Pay en dispositivos como iPhone o iPad; una práctica que el Ejecutivo comunitario denuncia "ilegal".

"Es importante para la integración de los mercados europeos de pagos que los consumidores se puedan beneficiar de un entorno competitivo e innovador. Tenemos pruebas de que Apple restringió el acceso de terceras partes a tecnología clave necesaria para desarrollar soluciones de monedero electrónico en dispositivos de Apple", ha explicado en una rueda de prensa la vicepresidenta ejecutiva de la Comisión Europea responsable de Competencia, Margrethe Vestager. "Nos preocupa que Apple haya alterado de manera ilegal la competencia", ha dicho la vicepresidenta.

"Apple Pay es solo una de las muchas opciones disponibles para los consumidores europeos para realizar pagos, y ha garantizado la igualdad de acceso al sistema NFC al configurar parámetros estándares para la privacidad y la seguridad", ha afirmado la compañía en un comunicado.

El sistema de pago Tap to Pay es un servicio con el que los usuarios pueden usar un iPhone como terminal de pago en sus negocios, de modo que los clientes puedan utilizar su iPhone para pagarúnicamente acercando el dispositivo móvil. Pero la Comisión Europea ha asegurado que las prácticas anticompetitivas de Apple se remontan a 2015, cuando se lanzó la plataforma de pago Apple Pay.

Por su parte, Apple defiende la necesidad de estas restricciones por razones de seguridad respecto al acceso de datos de los usuarios, pero Vestager ha avisado de que la Comisión Europea "se toma la seguridad muy en serio", pero, según ha señalado, en su investigación preliminar no ha encontrado "ninguna prueba que apunte tal riesgo".

Además, la vicepresidenta de Competencia ha insistido en que "el potencial de innovación" en el ámbito de las soluciones de pago contactless es "enorme", pero ha asegurado que Apple lo ha impedido con su conducta de "negar el acceso terceras partes a NFC en su tecnología".

En consecuencia, ha señalado que algunas características de los monederos electrónicos, como servicios financieros complementarios, "simplemente no están disponibles", y además Apple "tiene pocos incentivos para innovar" porque no tiene competidores que presionen a ello.

Si se confirma esta conducta que, según el regulador comunitario, infringe el Tratado de Funcionamiento de la UE, Apple podría enfrentarse a una multa de hasta el 10% de su facturación global.

Este episodio marca el segundo cargo de la UE contra Apple después de que los reguladores comunitarios acusaran el año pasado a la compañía de distorsionar la competencia en el mercado de música por streaming, tras una queja de Spotify.

Compartir los costes de la red

Bruselas acusa a Apple de abuso de posición dominante con Apple Pay

La Comisión Europea también ha puesto este lunes sobre el tablero la posibilidad de que las grandes tecnológicas como Google, Netflix o Meta, se vean obligadas a compartir los costes de las redes de telecomunicaciones de la Unión Europea.

“Vemos que hay jugadores que generan mucho tráfico que favorece su negocio, pero que no han contribuido realmente con las inversiones necesarias en el despliegue de la conectividad”, señaló Margrethe Vestager.

En concreto, se trataría de un aporte anual de 20.000 millones de euros por parte de las tecnológicas que, según el regulador comunitario, supondrían un impulso de 72.000 millones de euros a la economía de los Veintisiete.

Normas
Entra en El País para participar