Distribución

El accionista catarí redujo un 15% el valor de sus acciones de El Corte Inglés en la pandemia

El ajuste, de 176 millones, provocó a Primefin una pérdida de 144

El jeque catarí Hamad Bin Jassim Bin Jaber Al Thani, accionista de El Corte Inglés.
El jeque catarí Hamad Bin Jassim Bin Jaber Al Thani, accionista de El Corte Inglés.

Primefin, la sociedad luxemburguesa a través de la cual el jeque catarí Al Thani controla el 11% del capital El Corte Inglés, redujo en 2020 el valor de sus acciones en el grupo de distribución un 15%, debido al impacto que la pandemia tuvo en el negocio de la compañía que preside Marta Álvarez. Además, teme que la cantidad recuperable de su inversión se haya visto “significativamente impactada”.

Así consta en las cuentas anuales de ese ejercicio que Primefin acaba de depositar en el Registro Mercantil luxemburgués. Estas reflejan una pérdida neta de 144 millones de euros al cierre de 2020, casi seis veces superior a la del año anterior. Los resultados anuales que presenta esta sociedad suelen tener importantes variaciones de un año a otro. Si los número rojos de 2020 fueron muy superiores a los de 2019, estos, de 24,4 millones, contrastaron a su vez con los 87 millones que ganó en 2018. Y un año antes, perdió otros 46.

El motivo está en los cambios que Primefin acomete en cada ejercicio sobre el valor de sus acciones de El Corte Inglés, y que son el principal y casi único activo que consta en su balance. Una revalorización del mismo, o una devaluación, como en el caso del ejercicio 2020, decantan el resultado final del año. Para ello utiliza el método de valoración de descuento de flujos de caja futuros, introduciendo una serie de porcentajes que definen el valor de las acciones en cada ejercicio.

En 2020, este era de 971,6 millones de euros, un 15% menos que en 2019, o lo que es lo mismo, una depreciación de 176 millones respecto al valor reflejado en aquel ejercicio. Esa diferencia negativa no solo afecta al balance, sino también a la cuenta de resultados, al incluirse como gastos financieros. Estos ascendieron a un total de 184,8 millones, provocando la pérdida neta del ejercicio de 144,4 millones. En la parte de los ingresos, Primefin vio reducido a la mitad el dividendo percibido por El Corte Inglés, hasta 4,16 millones. La compañía de distribución decidió reducir a la mitad la retribución a los accionistas con cargo a los beneficios de 2019, como medida de prudencia por los impactos de la pandemia. Por ello, la junta decidió un reparto de 37,5 millones, por los 75 del año anterior.

Impacto en activos

En el informe de gestión, Primefin hace repaso a los efectos que tuvo la llegada del Covid-19 en 2020 sobre su actividad, y más en concreto, sobre la de El Corte Inglés. Explica que las medidas de confinamiento o las restricciones a la movilidad “provocaron el cierre temporal de todos los establecimientos comerciales, salvo los de alimentación, y los locales de la agencia de viajes y la aseguradora”. Una situación que gradualmente se recuperó durante el año, pero “en la segunda mitad de 2020 e inicios de 2021 volvieron unas severas restricciones en las aperturas comerciales”.

Por todo ello, y por “el desempeño de El Corte Inglés”, el equipo de gestión de Primevin “espera que ciertos activos, como equipamientos, inmuebles, créditos fiscales o inventarios estén significativamente impactados junto a la necesidad de reconocer provisiones u otros pasivos”, y también que “la cantidad recupereable de su inversión pueda verse significativamente impactada”.

Aún con todo, Primefin dice contar con una “fuerte posición de liquidez”, de más de 650 millones, y un apoyo “incondicional” de los accionistas.

Un crédito de 1.000 millones, una salida a Bolsa fallida y una reestructuración

Primefin, la sociedad del inversor catarí, Hamad Bin Jassim Bin Jaber Al Thani, entró en El Corte Inglés en 2015, cuando Dimas Gimeno era presidente del grupo. Lo hizo a través de un préstamo convertible de 1.000 millones de euros, que a los tres años se transformó en el 10% del capital del grupo de distribución, valorando el 100% en 10.000 millones.

El acuerdo contemplaba la posibilidad de sumar otro 2,25% adicional, pero en 2018 renunció a ello a cambio de recibir 75 millones. La participación total podría haber llegado hasta un 15,25%, según el cumplimiento de una aserie de objetivos de ebitda, pero solo la aumentó hasta el 10,33%. Ahora posee el 11,07%, después de que El Corte Inglés amortizara su autocartera.

En el acuerdo original también se incluía que el grupo de distribución abordara un proceso de salida a Bolsa, a través del cual Al Thani pudiera recuperar su inversión. Sin embargo, este nunca se llevó a cabo. Con los divindendos, apenas ha recuperado 20 millones.

Como desveló el folleto de la emisión de 600 millones en bonos que el grupo lanzó en septiembre de 2018, Al Thani puede exigir a El Corte Inglés que le facilite la salida de su capital una vez se cumplan 10 años de la fecha del primer acuerdo. Es decir, en julio de 2025, a tres años visto. El grupo de distribución se comprometió a recomprar las acciones que ha transferido a este inversor catarí si apretase el botón de la venta a partir de esa fecha.

Entre tanto, el accionista catarí ha reestructurado el capital de Primefin. Hasta marzo de 2020, la sociedad propietaria del 100% del mismo era Swan Island. Sin embargo, coincidiendo con el inicio de la pandemia, el emirato partió en dos la propiedad: la mencionada Swan Island pasó a tener el 50%, y la otra mitad pasó a manos de Regis Spain, también domiciliada en Luxemburgo.

Normas
Entra en El País para participar