Al Thani llega al 10,3% de El Corte Inglés al incumplirse los objetivos de ebitda

Pactó con Dimas Gimeno una mejora del 12% durante tres años

La ganancia es de tres décimas, frente al 1% máximo que marcaba el pacto

Corte Ingles

El inversor catarí de El Corte Inglés, el jeque Hamad bin Jassim bin Jaber Al Thani, poseedor desde mediados de julio del 10% del capital del grupo de distribución, ha aumentado su participación de forma automática en tres décimas, una vez conocidas las cuentas anuales de la compañía, hechas públicas la semana pasada. Por tanto, el tercer accionista del grupo de grandes almacenes eleva su posición hasta el 10,3% del capital.

Al Thani llegó a El Corte Inglés en 2015 mediante un préstamo participativo de 1.000 millones de euros, efectuado a través de la sociedad Primefin, radicada en Luxemburgo, que el 15 de julio se convirtió en un paquete de acciones representativas del 10% del capital. Un acuerdo que incluía una serie de condiciones que, de cumplirse, podrían elevar su peso en el capital del grupo de forma automática hasta en tres puntos porcentuales.

Uno de ellos iba ligado de forma directa al negocio del grupo. El expresidente de El Corte Inglés, Dimas Gimeno, pactó con Al Thani un plan de negocio que comprometía al grupo a aumentar su ebitda a un ritmo del 12% anual durante los tres primeros ejercicios y que, por otra parte, no fue votado por el consejo de administración del grupo.

El incumplimiento no significaba que Al Thani elevase de forma automática su participación en un punto, sino que ese aumento era progresivo, y dependía de la desviación media definitiva del ebitda sobre el objetivo marcado, en una horquilla que iba del 95% al 69%, como confirman fuentes financieras conocedoras del acuerdo. Es decir, cuanto mayor fuese el desvío, más puntos ganaría Al Thani.

Con todos los condicionantes calculados, estas fuentes cifran en un 80% la desviación final del objetivo del ebitda, y en tres décimas la ganancia de Al Thani, dejando en el 10,3% su participación actual frente al 11% que podía haber alcanzado.

Pero Al Thani todavía puede incrementar en dos puntos más cuota en el capital de El Corte Inglés. El acuerdo de 2015 también incluía esa recompensa si, a partir de 2020, cualquier evento de liquidez rebaja la valoración del grupo por debajo de los 10.000 millones con los que pactó su entrada en la empresa en 2015. Eso incluye tanto la venta de títulos de alguno de los accionistas como una futura salida a Bolsa. La llegada al parqué de El Corte Inglés sigue sin ser una prioridad inmediata para el grupo, más pendiente de reforzar sus ingresos y beneficios y reducir su endeudamiento, aunque ha aprobado medidas, como la creación de la comisión de nombramientos u otra de responsabilidad social corporativa, además de la intención de nombrar más consejeros independientes, con las que quiere asemejarse a una cotizada.

Lejos del 15,25% que podría haber acumulado

Renuncia. En virtud del acuerdo firmado en 2015, Al Thani podría haber llegado a tener un máximo del 15,25% de las acciones de El Corte Inglés. Sin embargo, ahora solo podrá llegar a un del 12,3%. El principal motivo, más allá del cumplimiento de ciertos objetivos, fue la renuncia a recibir un 2,25% del capital del grupo, equivalente a los intereses que Al Thani había recibido desde 2015 por el préstamo de 1.000 millones. Al tercer año, podía elegir entre quedarse con el dinero de los intereses, o cambiarlo por ese 2,25% adicional del capital. Finalmente, Al Thani eligió la primera opción, y quedarse con una participación del 10%, que ahora se eleva al 10,3%.

Normas