El PIB de Estados Unidos cae un 1,4% en el primer trimestre y desata el temor a una recesión

El abultado déficit comercial y el menor crecimiento de los inventarios contrarrestaron la demanda de los consumidores y las empresas

El PIB de Estados Unidos cae un 1,4% en el primer trimestre y desata el temor a una recesión

La economía estadounidense se contrajo inesperadamente en el primer trimestre debido a que un abultado déficit comercial y el menor crecimiento de los inventarios contrarrestaron el sólido panorama de la demanda de los consumidores y las empresas.

El producto interno bruto cayó a una tasa anualizada del 1,4%, tras crecer un 6,9% a fines de 2021, según mostró el jueves la estimación preliminar del Departamento de Comercio. La mediana de las proyecciones de una encuesta realizada por Bloomberg entre economistas era de un aumento del 1%.

En conjunto las exportaciones netas y los inventarios restaron unos cuatro puntos porcentuales al crecimiento general. El gasto público se redujo, lo que también pesó sobre el PIB. No obstante, las ventas finales reales a compradores nacionales, una medida de la demanda subyacente que excluye los componentes comerciales y de existencias del PIB, aumentaron un 2,6% anualizado, lo que supone una mejora respecto al 1,7% del cuarto trimestre.

A primera vista, la cifra principal del PIB fue definitivamente baja. Pero los detalles subyacentes muestran que la demanda de los hogares y la inversión de las empresas siguen siendo sólidas, lo que corrobora los comentarios sobre la economía de los ejecutivos de las empresas durante la actual serie de llamadas de resultados.

El dato del PIB del primer trimestre se produce una semana antes de que la Reserva Federal (Fed) celebre su próxima reunión de política monetaria, en la que se espera que suba los tipos de interés cincuenta puntos básicos, hasta el rango del 0,75% y 1% para tratar de frenar la elevada inflación en el país.

Estados Unidos registró en marzo la tasa de inflación más elevada desde 1981, de un 8,5%, impulsada especialmente por el encarecimiento de la energía, los alimentos y la vivienda

Bajan las solicitudes de empleo

La cifra semanal de solicitudes del subsidio por desempleo en Estados Unidos bajó la semana pasada a 180.000, por debajo de las 185.000 la semana anterior, informó este jueves la Oficina de Estadísticas Laborales (BLS).

El promedio de solicitudes en cuatro semanas, una medida que compensa los altibajos semanales, se ubicó en 179.750 después de llegar a 177.500 la semana anterior.

BLS indicó que en la semana que concluyó el 16 de abril había 1,4 millones de personas que recibían esta prestación social, una cifra similar a la de la semana anterior.

El número de pedidos del subsidio por desempleo, que saltó a 6,8 millones en la última semana de marzo de 2020 empujado por la pandemia de la Covid-19, ha estado bajando gradualmente y a comienzos de marzo pasado por primera vez en dos años estuvo debajo de 170.000.

El índice de desempleo en marzo fue del 3,6 %, el más bajo desde el comienzo de la pandemia

Normas
Entra en El País para participar