Infraestructuras

ACS y OHLA abren las obras de conclusión del tren ligero de Maryland por 2.170 millones

Ejecutarán el proyecto Purple Line Rail, en el entorno de Washington

Trabajos en uno de los tramos de la plataforma del tren ligero de Maryland.
Trabajos en uno de los tramos de la plataforma del tren ligero de Maryland.

La construcción de uno de los mayores proyectos ferroviarios en marcha en Estados Unidos, el del tren ligero de Maryland, conocido como Purple Line, está ya en manos españolas. ACS y OHLA, socias en el consorcio MTS, tienen la adjudicación en firme de los trabajos de conclusión de esta obra en el entorno de Washington, por 2.170 millones de euros, y han lanzado los trabajos. Se trata del primer ferrocarril que salió a licitación en el país norteamericano bajo el modelo concesional.

ACS actúa a través de su filial Dragados USA con un 60% de la joint venture, mientras que OHLA tiene el 40% restante. El consorcio se ocupa del diseño y construcción del sistema de tren ligero de 26 kilómetros y 21 estaciones, confiada por la Purple Line Transit Partners (PLTP). Esta última, con Meridiam y Star America en su capital, es titular del acuerdo de asociación público-privada con el Departamento de Transporte de Maryland y la Administración de Tránsito de Maryland.

El contrato concesional fue firmado en junio de 2016 por 5.600 millones de dólares (4.840 millones de euros), desde un presupuesto base de 6.200 millones de dólares que incluye el mantenimiento durante 30 años. Pero la ejecución de la infraestructura fue acumulando problemas, como un sobrecoste de 800 millones de dólares, y en noviembre de 2020 salió la adjudicataria Fluor.

ACS actúa a través de su filial Dragados USA con un 60% de la joint venture constructora, mientras que OHLA tiene el 40% restante

El trazado cuenta con un pequeño tramo de vía instalado, que está siendo utilizado como área de pruebas y cuya apertura se produjo en julio de 2019. La iniciativa cuenta ya con la reubicación de líneas eléctricas, de agua o carreteras. Los trabajos, iniciados en 2017, avanzaban al 15% de grado de ejecución antes de la entrada de ACS y OHLA.

La infraestructura tendrá el objetivo de transportar a los usuarios entre Bethesda, en el condado de Montgomery, y New Carrollton, en el condado de Prince George. La obra tiene fin de plazo en el otoño de 2026 y el sistema conectará directamente con cuatro ramas del sistema de la autoridad de tránsito del área metropolitana de Washington, las tres líneas de tren de cercanías MARC en el área metropolitana de Baltimore-Washington y la línea del corredor noreste de Amtrak.

ACS y OHLA se impusieron a Halmar, que acabó saliendo de la pugna, y al equipo formado por las también locales Tutor Perini y Lunda.

Normas
Entra en El País para participar