Infraestructuras

Aena licitará antes del verano el negocio de 5.000 millones por el ‘handling’ en toda su red

Agrupará los 43 aeropuertos en 21 lotes y adjudicará 41 licencias para unos servicios que actualmente dominan Iberia y Globalia

Operarios de WSF cargan maletas en un avión en Madrid-Barajas.
Operarios de WSF cargan maletas en un avión en Madrid-Barajas.

Los grandes agentes del handling se la juegan este verano en España. Aena ultima los pliegos para licitar los servicios de rampa en las 43 infraestructuras de su red (todas salvo los helipuertos) y en el sector se espera que el concurso sea lanzado entre julio y agosto.

Se trata del mayor proceso de estas características en el mundo a la vista del gran volumen de vuelos que gestiona Aena. Antes de la pandemia, el handling de rampa movía unos ingresos de 700 millones anuales. Los servicios incluidos son los de gestión del equipaje, operaciones en pista como el remolque de aeronaves, el correo y el deshielo de aviones, quedando al margen la recarga de combustible y el catering.

Aena va a exponer a información pública las bases del concurso por segunda vez, tras una primera ronda de contactos con aerolíneas, sindicatos y agentes de handling que ya motivó correcciones. Si se cumplen los plazos previstos, el texto definitivo debería ir al consejo del gestor aeroportuario en junio.

El ‘handling’ de rampa movía 700 millones al año antes de la pandemia

Las licencias volverán a entregarse por siete años, por lo que los ingresos en juego para el sector del handling se acercan a los 5.000 millones si se tiene en cuenta el tráfico aéreo y volumen de negocio de 2019. En la actualidad hay siete compañías con licencias: Iberia y Groundforce (Globalia) son las grandes dominadoras, y con ellas conviven Swissport, WFS, Aviapartner, Atlántica de Handling y Acciona.

Todas son esperadas en el concurso, junto a grandes firmas internacionales, como la escocesa Menzies o la dubaití Dnata. Es una incógnita si Clece, del grupo ACS, intentará entrar en el negocio como ya hizo en 2015. Además de las licencias en juego, la ley permite a las aerolíneas prestar el autohandling siempre que no lo impidan las medidas de seguridad o la capacidad en los aeropuertos. Hasta ahora no ha habido barreras en este sentido.

Detalles del futuro pliego

Aena va a introducir un filtro de solvencia técnica, lote por lote, exigiendo experiencia a las compañías. También va a limitar la tarifa máxima de referencia que las empresas de handling podrán cobrar a las aerolíneas. Sobre ese tope, el concurso puntúa la rebaja ofrecida en las ofertas de cada candidata. Y, una vez ganada la licencia, las operadoras podrán negociar precios a la baja con las compañías aéreas.

Los pliegos velan por la entrada de equipos y vehículos sostenibles, pasándose de una cuota del 23% actual al 78% en 2030. También puntúa elevar el compromiso de calidad del servicio sobre los niveles que marca Aena. Posteriormente, la labor de las operadoras es controlada y el incumplimiento, sancionado.

Aena obtuvo 92 millones de euros de las operadoras, como Tarifa H, en 2019

Habrá que ver el nivel de competencia en el concurso a la vista de que el último convenio del handling incrementó los costes laborales.

El canon que cobra Aena por ceder la explotación de estos servicios, conocido como Tarifa H, forma parte del ingreso máximo que obtiene la compañía por cada viajero que pasa por sus terminales. En 2019 la facturación por esa Tarifa H fue de 92 millones, dentro de unos ingresos por la actividad aeronáutica que ascendieron a 2.900 millones. De este modo, y tomando el tráfico de 2019 como referencia, Aena obtendría de estas licencias a siete años más de 600 millones. Las cifras dependerán del ritmo de reactivación del tráfico.

En la Semana Santa, según estimaciones que maneja la Asociación de Líneas Aéreas (ALA), la tasa de recuperación de vuelos puede haber llegado al 85% respecto al mismo periodo de 2019. Esta reactivación hace que la mayor parte del personal que trabaja en el handling, unas 30.000 personas, haya salido del ERTE que se generalizó durante la crisis sanitaria.

Lotes

Los 43 aeropuertos, según fuentes conocedoras del proceso, serán divididos en 21 lotes y se entregarán un total de 41 licencias. Las cinco grandes plazas de Aena tendrán tres operadores con permiso para ofertar servicios a cualquier aerolínea: Madrid, Barcelona, Palma de Mallorca, Alicante y Málaga.

Habrá diez aeropuertos con dos empresas de handling: Gran Canaria, Tenerife Sur, Valencia, Ibiza, Sevilla, Lanzarote, Bilbao, Tenerife Norte, Fuerteventura y Menorca.

Aena va a reunir en otro lote a los aeropuertos de Santiago, Girona, Asturias, Reus, La Palma, Zaragoza, Valladolid, San Sebastián, A Coruña, Santander, Vigo, Vitoria, Burgos, Pamplona, Huesca, Logroño, Salamanca y León. Todos ellos serán adjudicados a un solo agente.

En un segundo lote de plazas medianas, también para un solo operador, vuelven a entrar Santiago, Girona y Asturias con una segunda licencia, junto a Jerez, Almería, Murcia, Granada, Melilla, Badajoz, Córdoba y Albacete.

La Palma, La Gomera y El Hierro se integran en otro lote independiente para un único adjudicatario. Ceuta y Algeciras se licitan juntos con una licencia. Y cierran el concurso los aeropuertos de Zaragoza y Vitoria, de forma independiente, poniendo en juego una licencia cada uno.

Otro terreno de disputa para IAG y Globalia

Operación de remolque de uno de los aviones de Iberia.
Operación de remolque de uno de los aviones de Iberia.

Remontada de la crisis. El equipo de servicios en tierra de Iberia tiene licencia en 15 de los 20 mayores aeropuertos de Aena: Barajas, El Prat, Palma de Mallorca, Málaga, Alicante, Asturias, Bilbao, Girona, Gran Canaria, Ibiza, Menorca, Reus, Santiago, Tenerife Norte y Tenerife Sur. También se hizo en 2015 con dos de los tres lotes de aeropuertos menores (el tercero acabó en manos de Swissport). La compañía de IAG fue a por todas en el anterior concurso después del ajuste de plantilla y salarios de 2012. Antes del acuerdo con los sindicatos para ganar eficiencia se llegó a pensar en la segregación de la actividad de handling por su baja rentabilidad.

El brazo de Globalia. Groundforce es la segunda mayor operadora en España con actividad en Barajas, El Prat, Mallorca, Málaga, Alicante, Bilbao, Fuerteventura, Gran Canaria, Ibiza, Tenerife Norte y Valencia. También es segundo agente de carga en Zaragoza.

Cinco más. WFS trabaja en Madrid, Asturias, Santiago, Sevilla y es segundo agente de carga en Vitoria. Swissport está en El Prat, Alicante, Lanzarote, Reus, Valencia y tiene un lote de aeropuertos pequeños. Aviapartner actúa en Málaga, Girona, Fuerteventura, Lanzarote, Menorca, Sevilla y Tenerife Sur. Acciona consiguió entrar en Palma de Mallorca. Y Atlántica de Handling tiene licencia en La Gomera y El Hierro.

Normas
Entra en El País para participar