El menú de las autopistas italianas satisface a los Benetton

Una fusión entre Autogrill, menos afectada por la pandemia, y Dufry convendría a la familia italiana

Restaurante de Autogrill en una autopista cerca de Fiorenzuela D'arda (Italia).
Restaurante de Autogrill en una autopista cerca de Fiorenzuela D'arda (Italia). reuters

Los Benetton van a recibir un servicio de primera clase en Autogrill. La dinastía italiana podría fusionar su cadena de restaurantes de carretera con el especialista en duty free Dufry, según Bloomberg. La más pronunciada resaca del Covid-19 de la empresa suiza pone a los Benetton en el asiento del conductor a la hora de fijar los términos.

 

La admisión de Autogrill el martes de que estaba en conversaciones con “participantes del sector” es parte de una reorganización más amplia, impulsada por Alessandro Benetton, vástago del imperio familiar de jerséis o autopistas. La semana pasada, se asoció con el gigante del private equity Blackstone para ofrecer 19.000 millones de euros para adquirir su grupo de autopistas Atlantia con el fin de rechazar una oferta de ACS, Brookfield y Global Infrastructure Partners. En la –más pequeña– Autogrill, Benetton parece dispuesto a ver reducida su participación de control del 50% mediante la venta de la empresa a la endeudada Dufry en una fusión toda en acciones, según Bloomberg. Aún puede hacer un buen negocio.

Además de la red global de cadenas de comida rápida de Autogrill, que resistió bien durante la pandemia, la familia puede agradecer la recuperación de la aviación doméstica en Estados Unidos. El año pasado, el 55% de los 2.600 millones de euros de ingresos de Autogrill procedieron de cafeterías y bares de aeropuertos, muchos de ellos en Estados Unidos. En consecuencia, el precio de sus acciones antes de que surgieran los rumores de fusión solo había bajado una cuarta parte en comparación con su nivel anterior al Covid. En cambio, las acciones de Dufry, mucho más sensibles a los viajes internacionales, se han reducido a la mitad.

Ello refuerza la posición de los Benetton. Una teórica fusión a prima cero en enero de 2020, justo antes de la pandemia, habría dejado dos tercios de la empresa combinada en manos de Dufry. Ahora, los inversores de Autogrill poseerían el 42%. Si Dufry pagara, digamos, una prima del 20%, la participación de Autogrill subiría al 47%. Los Benetton seguirían siendo el accionista dominante, con una participación del 23%.

La cuestión es cuánta prima estarían dispuestos a pagar los accionistas de Dufry. Una combinación aportaría diversificación, exposición al resistente mercado estadounidense y ahorro de costes. UBS calcula que estos podrían ascender a 60 millones de francos suizos (58 millones de euros) al año. Después de impuestos, eso tendría un valor neto actual de unos 440 millones de euros. Así que una prima del 20% implicaría aproximadamente la misma cantidad de valor –460 millones de euros– acabando en manos de los accionistas de Autogrill. Mientras, el pago de Dufry en acciones le obligaría a compartir el botín con sus nuevos socios. Un resultado así seguiría siendo del agrado de los Benetton.

Los autores son columnistas de Reuters Breakingviews. Las opiniones son suyas. La traducción, de Carlos Gómez Abajo, es responsabilidad de CincoDías