El precio de los hoteles se disparó un 40% en el primer trimestre

La tarifa media por habitación se situó en 104 euros por encima de los niveles precrisis

Precios hoteleros Pulsar sobre el gráfico para ampliar

La subida de precios ya se está trasladando a los precios que cobran los hoteles a sus clientes. El barómetro trimestral que elaboran la consultora inmobiliaria Cushman&Wakefield y la empresa británica de análisis de datos STR, a partir de una encuesta a 1.200 hoteles que suman 150.000 habitaciones en la Península Ibérica, refleja que el precio medio de los hoteles se disparó un 39,8%, pasando de 74 euros en el primer trimestre de 2021 a 104 en el mismo período de 2022.

Por destinos, los hoteles que más han incrementado sus precios han sido los situados en Barcelona, con un alza del 61,3% (pasando de 70 a 112 euros), seguidos por los ubicados en Madrid y Málaga, con un aumento del 51%. La tarifa media en Madrid se ha incrementado desde 73 a 110 euros mientras que la de Málaga han subido de 65 a 98 euros. “La estrategia de precios se está viendo afectada por la inflación y los precios energéticos. En estos momentos es difícil repercutir este incremento de precios en el producto hotelero para no afectar a la demanda, pero habrá que analizar la evolución en los próximos meses para no poner en riesgo la rentabilidad operativa”, recalca Albert Grau, socio y codirector de Cushman & Wakefield Hospitality en España.

Las tarifas, sin embargo, no han subido en todos los destinos. Especialmente llamativa es la bajada del 3,1% en Baleares, el destino junto a Canarias más beneficiado por la reactivación del turismo. Este retroceso de los precios apunta a la cautela de los empresarios a la hora de trasladar la inflación para no dañar una demanda creciente. El otro destino donde han retrocedido los precios ha sido Marbella, con un ajuste del 7,2% anual. Pese a ello es el destino que cobró los precios más caros en el primer trimestre, con 171 euros por habitación, seguido por Canarias, con 134 euros por habitación, y Barcelona, con 112 euros.

En cualquier caso, la rentabilidad de los hoteles no se ha visto afectada todavía. En el primer trimestre, los ingresos por habitación disponible, el principal indicador de rentabilidad de la industria hotelera, se dispararon un 210% anual entre enero y marzo, al pasar de 17 a 53 euros. Todos los destinos analizados mejoraron en rentabilidad, aunque hubo ocho que superaron el incremento del 200%. Entre ellos destacó Alicante, que pasó de obtener 10 a 49 euros por habitción disponible, con un alza del 392,1%, seguido por Marbella, que subió un 292,7% desde los 31 a los 74 euros, y Barcelona, con un incremento de 15 a 53 euros, lo que supuso un 254,9% más.

La clasificación por tarifas cobradas, sin embargo, cambia radicalmente si se miden los resultados del primer trimestre de 2019 con los del mismo período de 2022. De los quince destinos analizados, los precios han subido en 11 y bajaron en cuatro. Entre las subidas hay cuatro enclaves que han podido incrementar tarifas y superar claramente los niveles precrisis: Marbella, con un alza del 35% (de 126,7 a 171 euros); Granada, con un 13% más (de 70,8 a 80 euros); Canarias, con un 12,1% más (de 120 a 134 euros), y Málaga, con un 11,1% (de 88,2 a 98 euros). En los descensos destacan Barcelona, con un retroceso del 15,7% (de 132 a 112 euros) y Bilbao, con una caída del 9,9% (de 73,2 a 66 euros).

Una temporada alta histórica en Canarias

Ocupación. El primer trimestre suele ser el de menor ocupación en España y el más alto en Canarias por coincidir con la temporada alta. El archipiélago se ha visto beneficiado por a reactivación del turismo, lo que ha provocado que haya cerrado el primer trimestre con una ocupación media del 66%, un 206% respecto al primer trimestre de 2020, aunque trece puntos por debajo del mismo período de 2019 (79,4%).

Prepandemia. “Son noticias muy positivas ya que nos estamos acercando a los niveles prepandemia. En destinos vacacionales, 2022 puede ser ya el de la plena recuperación y también veremos cómo la actividad se reactiva en Madrid y Barcelona donde el peso del turismo corporativo y de negocios es muy importante”, asegura Bruno Hallé, codirector de Cushman & Wakefield Hospitality en España.

Normas
Entra en El País para participar