Concertación social

Feijóo choca con los sindicatos por su plan de rebajas fiscales pero cosecha el apoyo patronal

Los empresarios apuntan al líder cómo bajar impuestos: atajando el fraude fiscal y el gasto público

El líder del PP, Alberto Núñez Feijóo, con el presidente de Cepyme, Gerardo Cuerva.
El líder del PP, Alberto Núñez Feijóo, con el presidente de Cepyme, Gerardo Cuerva.

El nuevo presidente del PP, Alberto Núñez Feijóo ha presentado hoy, de forma separada, a los máximos líderes de las organizaciones empresariales CEOE y Cepyme y sindicales CC OO y UGT, los planes económicos de la nueva dirección popular. En el centro de esta propuesta en materia de economía de los populares está la bajada temporal y generalizada de impuestos para hacer frente a la crisis de inflación y al impacto de la guerra en Ucrania. Y el resultado de estas cuatro reuniones ha sido el esperado: Feijóo ha recabado el apoyo patronal a las rebajas fiscales que propone el PP mientras que se encontró con el rechazo frontal de los líderes sindicales.

Ni CC OO ni UGT aceptan de ningún modo el planteamiento de rebajas fiscales que defiende el PP. “No compartimos ningún escenario de bajada generalizada de impuestos y lo hemos dicho por activa y por pasiva”, ha dicho el secretario general de CC OO, Unai Sordo, tras comunicarle al propio Feijóo esta posición. Si bien, el líder sindical ha indicado que quedaba a la espera de conocer la propuesta concreta del PP que piensa enviarles la dirección del partido, “aunque sabemos por experiencia que el diablo está en los detalles”, ha insistido Sordo.

En su lugar, ha reclamado a Feijóo que busque la fórmula de “mejorar los ingresos públicos y no de reducir los gastos, y menos los sociales”.

El secretario general de UGT, Pepe Álvarez, comparte esta visión acerca de las rebajas fiscales y ambos sindicalistas han añadido otra petición a Feijóo: que cambie la política de concertación social mantenida hasta ahora por el PP, caracterizada por no unirse a los últimos acuerdos entre patronal y sindicatos sobre la reforma laboral, las pensiones o los ERTE.

Por el contrario los líderes patronales de CEOE, Antonio Garamendi, y de Cepyme, Gerardo Cuerva, que fueron recibidos por Feijóo durante la mañana no solo han dado su apoyo a una eventual rebaja de impuestos sino que, además, han apuntado al líder popular cómo hacerlo. Así, Garamendi citó dos canales para compensar una eventual rebaja fiscal. Por un lado, se ha referido a la lucha contra el fraude y, en concreto, contra la economía sumergida que afecta al 24% del PIB frente al 13% de la media europea.

Y, en segundo lugar, ha asegurado que según cálculos empresariales elaborados por el Inistituto de Estudios Económicos (IEE) hay un margen de 60.000 millones de ahorro de gasto público a través de racionalización del gasto del Estado.

Petición política

El secretario general de CC OO aprovechó su encuentro con Feijóo para mostrarle la preocupación de los sindicatos por "la generalización de la participación de los partidos de ultraderecha, sobre todo en los Gobiernos autonómicos", en clara referencia a la coalición de Gobierno formada por el PP y VOX en Castilla y León, cuyo presidente, Alfonso Fernández Mañueco, tomó posesión ayer. Precisamente, Feijóo aludió a su agenda con los interlocutores sociales para no asisitir a dicho acto, aunque su ausencia fue ampliamente interpretada por los partidos de la oposición como una forma de desvincular su imagen a este acuerdo entre los populares y VOX.

En este sentido, los sindicatos han reclamado a luevo presidente del PP que, en contra del pacto materializado hoy en Castilla y León, contribuya a crear un "cordón democrático" para aislar a la ultraderecha.

Feijóo, por su parte, antes de entrevistarse con ambos líderes empresariales ha vuelto a exigir al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, que baje los impuestos para "aliviar la tensión" que están sufriendo las rentas medias y bajas, mermadas por la elevada inflación, que roza el 10%. Así se lo ha trasladado ya a los representantes empresariales y lo hará esta tarde a los sindicales, a los que les trasladará que "así no se puede seguir; no podemos seguir esperando a que baje la inflación".

 

 

 

Normas
Entra en El País para participar