Valor a examen

Iberdrola exhibe fortaleza frente a la tensión del mercado

El mercado aprecia su buen posicionamiento para aprovechar el impulso a las renovables y minimiza el impacto regulatorio del tope al precio de la luz

Iberdrola exhibe fortaleza frente a la tensión del mercado

Contra viento y marea. Iberdrola ha conseguido entrar en terreno positivo en 2022 tras subir el 17% desde mínimos, y situarse como la empresa más grande la Bolsa (67.600 millones de capitalización) por delante de Inditex (64.000 millones), a pesar del difícil momento que atraviesan los mercados.

La mejora de la cotización viene apoyada por varias firmas de inversión, que en las últimas semanas –ante el interés por la energía renovable a causa de la guerra en Ucrania– han reiterado la recomendación de comprar y mejorado la valoración de las acciones. Es el caso de CaixaBank BPI, Citi, Mirabaud, UBS y Barclays, entre otras. Las recomendaciones de compra tienen un peso del 69% sobre el total del consenso, según Bloomberg, y las de mantener, el 31%. El precio objetivo medio es de 11,71 euros, lo que aún deja un potencial del 12%, pero algunas valoraciones recientes lo sitúan por encima de 12 euros.

Los analistas siguen viendo fortaleza en el negocio de Iberdrola y una oportunidad excelente con el renovado impulso a las renovables ante la urgencia de los gobiernos europeos por reducir su dependencia del petróleo y gas rusos.

Además, las medidas del Gobierno español para suavizar la factura energética han pasado por alto, hasta ahora, sobre la empresa. Para Caixabank BPI, “los riesgos regulatorios están bajo control”. “La minoración del gas hasta el 30 de junio [que reduce los beneficios extraordinarios a las eléctricas] debe ser neutral para Iberdrola”.

El banco argumenta que “el impacto debería ser limitado considerando que no es retroactivo; es decir, solo se aplica a los nuevos contratos e Iberdrola tiene el 100% de su producción cubierta para 2022 a un precio medio de entre 95 euros MWh y 100 euros MWh, frente a los 67 euros MWh [el techo acordado por el Gobierno] que debería aplicarse sobre los precios mayoristas”.

Igualmente, Mirabaud espera “un impacto a corto plazo muy reducido, ya que parece poco probable que los precios de la electricidad se limiten por debajo de los niveles del año pasado (112 euros MWh)”. La firma contempla en Iberdrola “un potencial de crecimiento basado en la posición de liderazgo de las renovables, la singularidad y calidad de sus activos, y su trayectoria”.

UBS acaba de publicar un informe en el que selecciona 30 compañías de “compra convincente” para un “entorno de riesgo geopolítico, inflación y tipos de interés al alza”. En ella aparece Iberdrola como única española. “Tras las medidas del Gobierno, el mercado debe centrarse en los fundamentales”. “Se ha valorado correctamente el crecimiento a corto, pero se están descuidando las oportunidades futuras, de fuerte desarrollo en la energía solar, fotovoltaica y eólica marina en las dos próximas décadas”.

Desde Barclays apuntan que el precio de la acción no tiene nada en cuenta su cartera verde. “No refleja la posición y las fuertes proyecciones de crecimiento en el sector”. El banco fundamenta su consejo de sobreponderar en “la descarbonización de la electricidad, la electrificación de la economía y la reducción de emisiones de los residuos”.

Las opiniones positivas continúan. Iberdrola es para Morgan Stanley su preferida de las utilities europeas. “Puede verse favorecida por el impulso de la política climática de EE UU, las próximas subastas de eólica marina [pujará por 1,7 GW el 11 de mayo en Carolina], y por el Fondo de Recuperación Europeo y el plan REPowerEU ”.

Iberdrola ha aplazado –sin fecha– la celebración del día del inversor por la incertidumbre actual. Inicialmente tiene establecidas unas estimaciones de beneficio de entre 4.000 y 4.200 millones para 2022.

Citi ha elevado sus previsiones y avanza un crecimiento medio del BPA (beneficio por acción) del 7,6% entre 2021 y 2025, situando las ganancias de 2022 en 4.371 millones. Por su parte, Morgan Stanley ha mejorado un 1% el Ebitda hasta 2030, por el alza de los precios energéticos y un entorno más favorable para las divisas a las que está expuesta su actividad. El próximo 27 de abril presentará los resultados del primer trimestre, momento para responder a las elevadas expectativas que maneja el mercado.

Atractiva en valoración y en dividendos

Comparables. Morgan Stanley espera que Iberdrola “se mantenga resiliente en el actual entorno gracias a su exposición geográfica diversificada, y a la aceleración renovable”. La compañía cotiza a un PER estimado para 2023 de 13,3 veces, y el banco considera que al cotizar con “una prima de solo el 6% frente a sus comparables, la valoración parece convincente”, por lo que reitera sobreponderar y le da un potencial de subida del 15% a la acción (objetivo de 12 euros). Citi destaca que el valor había estado cotizando hasta hace un par de meses “con un descuento injustificado”, ante la fuerte generación de flujo de caja y las perspectivas de crecimiento”.

Dividendo. Iberdrola obtuvo un beneficio neto récord de 3.885 millones de euros en 2021, un 8% más que el año anterior. Tras el buen resultado, ha mejorado la remuneración al accionista un 5%, hasta situar el dividendo en 0,44 euros brutos por acción. El consejo propondrá a la junta un complementario de 0,27 euros que se sumarán a los 0,17 euros abonados en febrero. La rentabilidad por dividendo supera el 4%.

Normas
Entra en El País para participar