Cashflow en pymes. Qué mide, para qué sirve y cómo calcularlo

La empresa tendrá que sumar al beneficio neto las amortizaciones y las provisiones.

cashflow pymes

El cashflow de una empresa es un indicador clave para conocer el estado financiero de una corporación. Se trata, según destacan en Holded, de la capacidad que tienen las empresas para generar liquidez y hacer frente a los pagos que van surgiendo.

A la hora de calcular el cashflow de una pyme, conviene tener en cuenta el beneficio neto de la misma, las amortizaciones y las provisiones. El cálculo se realiza una vez se conoce el beneficio neto de la empresa.

Por un lado, las amortizaciones hacen referencia a la depreciación permanente del activo debido al tiempo y uso del mismo, mientras que las provisiones tienen que ver con la depreciación ocasional del bien debido a un imprevisto.

Cuando se sabe cuál ha sido el resultado neto, se tienen que sumar las amortizaciones y las provisiones de la empresa durante el periodo que se esté analizando. Esta suma se debe realizar porque en ambos casos no se trata de salidas físicas del dinero, sino que son los apuntes contables del gasto.

Consejos para mejorar el cashflow

Si se quiere mejorar el cashflow de la empresa, es importante que la pyme asegure que los clientes pagan dentro de un periodo de tiempo determinado. Si el cliente se retrasa en los pagos, la economía de la empresa podría sufrir.

Asimismo, la pequeña o mediana empresa que desee mantener en buen estado el flujo de caja tendrá que limitar sus gastos. Para ello es conveniente elaborar un presupuesto en el que se indiquen las necesidades de la compañía y las cantidades que se hayan asignado para su pago. Así será más fácil llevar un control de los gastos.

El cashflow no solo depende de los ingresos, sino también de los gastos. Así, cuando la empresa tenga más gastos, más 'trabajo' de tesorería tendrá. Una manera de evitar esto consiste en posponer los pagos cuando se pueda.

En el caso de que los proveedores ofrezcan descuentos por pronto pago, habrá que aprovecharlos. En estas circunstancias, pagar por adelantado es una manera de controlar mejor la economía de la empresa.

Normas
Entra en El País para participar