Aerolíneas

Airbus urge más inversión y regulación para bajar hasta cero las emisiones del sector aéreo

El CEO Guillaume Faury reclama impulso normativo para el desarrollo del hidrógeno

El CEO de Airbus, Guillaume Faury.
El CEO de Airbus, Guillaume Faury.

En vías de recuperación del azote que ha supuesto la pandemia para la aviación mundial, en Airbus se teme ya por los objetivos de descarbonización fijados para el sector de aquí a 2050. El consejero delegado del gigante industrial, Guillaume Faury, ha afirmado esta mañana en una comparecencia pública que “no estamos [por la industria y los países] al ritmo necesario de inversión en nuestras capacidades para descarbonizar antes de 2050”. El ejecutivo se ha referido a la necesidad de poner más recursos en el desarrollo de los combustibles sostenibles y urge un entorno regulatorio homogéneo en todo el mundo para obtener en el hidrógeno una alternativa a los combustibles fósiles.

Faury ha llamado a un esfuerzo conjunto entre Estados Unidos, China y Europa para acabar con las emisiones de la aviación: “Este sector no es el problema sino una palanca para la economía global”, ha defendido en el foro Wake Up España promovido por El Español.

La aviación es responsable del 2,5% de las emisiones de efecto invernadero “y nos estamos responsabilizando de nuestra parte”. Sin embargo, el primer ejecutivo de Airbus cree que hay un plazo de espacio muy corto, de 28 años, para alcanzar la ambiciosa meta de las cero emisiones netas. Solo un 13% de la flota mundial está formada por aviones de nueva generación, con consumos y emisiones entre un 25% y un 40% más bajos que sus comparables con más años volando, según datos de Airbus. “Hay que eliminar las aeronaves más antiguas y apostar por la eficiencia”, ha aconsejado Faury.

El fabricante subraya que ha ayudado a las aerolíneas en todo el mundo a soportar el profundo bache de la pandemia. Lo ha hecho esencialmente con la reprogramación de pedidos comprometidos antes de la crisis sanitaria. De hecho, la producción de Airbus se vio recortada en un 40% durante 14 meses, con el consiguiente impacto en su balance. Para Faury, vuelve el momento de reactivar el reto de la eficiencia.

Además de la renovación de aviones, el directivo ha señalado como esencial el desarrollo de la industria de combustibles sostenibles, “para reducir un 50% las emisiones”, y avanzar en el salto al hidrógeno: “En Airbus tenemos un plan, compartido con distintos países, para lanzar el primer avión a hidrógeno en 2035”. Sin embargo, ha reconocido la necesidad de un marco normativo global que permita la producción, almacenamiento y transporte de esta fuente de energía limpia.

Normas
Entra en El País para participar