_
_
_
_
_
Cumbre Europea

Bruselas permite a España y Portugal poner un tope al gas para frenar los precios de la luz

España y Portugal podrán intervenir el mercado temporalmente con la vigilancia de la Comisión

Tras más de nueve horas, los jefes de Estado de la Unión Europea pusieron anoche fin a una cumbre en la que se debatieron las distintas propuestas de los países miembros para aliviar la grave situación de los precios de la energía, que habían sido valoradas esta semana por la Comisión Europea. Los presidentes de España, Pedro Sánchez, y el de de Portugal, Antonio Costa, se apuntaron un triunfo al conseguir sacar adelante, no sin dificultad, que la península ibérica tenga un tratamiento especial por ser una isla energética.

Según las conclusiones de la reunión, a los Gobiernos de los dos países del Sur se les permitirá “adoptar medidas excepcionales, temporales y singulares en atención al bajo nivel de interconexión que deberán ser notificados a la Comisión, que se habrá de pronunciar sobre su compatibilidad con los Tratados y el Reglamento de mercado interior de la electricidad mediante un procedimiento urgente”.

De esta manera, los dos países, que funcionan como un solo mercado (Mibel), podrán intervenir en el mercado eléctrico de manera temporal, notificándoselo a Bruselas “en atención al escaso nivel de interconexión eléctrica que tiene la Península con Europa, apenas un 2,8%”. Además de la escasa conexión con Europa, la excepcionalidad consiste, como explicó el primer ministro portugués en una rueda de prensa con el presidente español, en el alto grado de penetración de las energías renovables, que representan el 45% de la potencia instalada en España y el 60% en Portugal. Por tanto, al marcar el gas, que apenas supone un 17% de la demanda, el precio marginal del mercado mayorista es mucho mayor el volumen de energías "contaminadas" por ese precio, que en el resto de los países. Con todo, la resolución de la Comisión no hace referencia nominal a ningún país concreto, sino a los que tienen "escasa interconectividad".

Aunque no se conocen las medidas concretas ni la fecha de su aplicación, Pedro Sánchez habló de "un precio de referencia al gas con el que se produce electricidad, lo que hará bajar los precios" del mercado mayorista y que la Comisión "se ha comprometido de forma urgente a confirmar  que se ajusta al derecho comunitario". Y dejó claro que en ningún caso, se compensará al gas con fondos públicos. Según Costa, se enviarán a comienzos de la próxima semana y podrían ser efectivas para los consumidores en aproximadamene un mes, ya que ambos países ya tienen su propuesta diseñada, según fuentes políticas. Estas añaden que el compromiso, no escrito, es que Bruselas aceptará la compatibilidad mediante una interpretación flexible del Reglamento.

No parece probable, al hilo de estas declaraciones, que estas medidas sobre el mercado se puedan aprobar, por tanto, el martes en el Consejo de Ministros, junto con el amplio paquete de medidas para afrontar la crisis energética que se incluirán en un real decreto ley.

La presidenta de la Comisión, Ursula von der Leyen, reconoció en una rueda de prensa posterior a la cumbre, que “hemos hablado de la situación de la península ibérica, a la que se dará un tratamiento especial para que pueda gestionar la escalada de los precios de la electricidad”, tras alabar el gran desarrollo de las energías renovables en ambos países.

Objetivo cumplido

Pedro Sánchez, que ha logrado colgarse la medalla no solo del permiso para intervenir los precios del gas, sino de otras medidas que viene solicitado desde el pasado verano, como la compra conjunta de gas por parte de los países comunitarios o el recorte de los beneficios llovidos de las compañías electricas, celebró, junto a Antonio Costa, que Bruselas haya reconocido la “singularidad” de la Península en su mix energético y en sus bajas interconexiones con el resto de los países de la UE, y por ello ha decidido proporcionar “más herramientas de las que teníamos ayer” para responder a la escalada de precios.

Sánchez subrayó que España y Portugal han liderado desde el principio” el debate en la Unión Europea para abordar soluciones que se adapten a esas particularidades de ambos países, y ese objetivo que se habían marcado “lo hemos cumplido”. De esta manera, ambos países “podremos poner en marcha medidas excepcionales, acotadas en el tiempo, para reducir los precios a nuestros consumidores, nuestra industria y nuestras empresas”.

Esa autorización por parte de Bruselas, reiteró, no supone subvencionar el gas” y no “distorsiona” los objetivos europeos en cuanto al impulso de las energías renovables, pero sí permitirá “bajar los precios”. En respuesta a preguntas de los periodistas, se mostró convencido de la inminente “caída” de los precios una vez que la Comisión responda a las medidas propuestas, que se enviarán la próxima semana.

Además, el Consejo Europeo decidió “apremiar” a la Comisión para bajar el precio del gas, por ejemplo mediante compras conjuntas. Todo ello es “un gran logro” para Europa, para la Península Ibérica y para España, dijo Sánchez, pero “la tarea no concluye aquí”. Pese a todo, reclamo una reforma del mercado energético, ya que el actual se diseño en los años 90 y no se adecúa a la realidad actual.

La comunicación de la CE de hace varias semanas ya advirtió que no había una solución única, pero el objetivo era bajar los precios de la electricidad. Como reflejan las concluisones, las medidas excepcionales acotadas en el tiempo, para reducir la factura a consumidores, industria y empresas.

El debate estuvo marcado por las posiciones enfrentadas entre la postura defendida por España, con el apoyo de países como Italia, Grecia, Bélgica o Eslovenia, a favor de intervenir el mercado y fijar un límite al precio de la energía, y los países contrarios a medidas de este tipo, encabezados  por Alemania y Países Bajos.

Tembién se presentaron dos iniciativas para garantizar el suministro de gas, a través de una compra conjunta, tal como propuso España el pasado otoño. Von der Leyen aludió al acuerdo entre la UE y EE UU para aumentar en 15 bcm (mil millones de metros cúbcos) el gas natural licuado (GNL) procedente de este país este año, lo que supone eliminar todo el GNL procedente de Rusia. En los próximos años se ampliará a 50 bcm, un tercio de todo el gas ruso. Y se modficará el Reglamento para aumentar las reservas al 80% este invierno y el 90% en los próximos años.

No se interrumpirá la interconexión con Francia

El Gobierno ha sido habilitado por Bruselas para adoptar medidas excepcionales en el mercado eléctrico. Pero esas medidas no se concretaron ayer, sino que, de manera urgente, se enviarán a la Comisión y se aprobarán posteriormente.

En cualquier caso, las opciones llevan ya un tiempo encima de la mesa: poner un tope al precio de la electricidad en el mercado mayorista (pool), para evitar que el gas marque el marginal al resto de energías, lo que haria abaratarse el precio o compensar el coste de los ciclos combinados para que sus ofertas en elpool sean mas baatas, y se logre el mismo efecto con las inframarginales. La medida más sencilla, la segunda, es la ue defienden las empresas del sector y la que tiene visos de prosperar. El propio presiente del Gobierno habló de un "precio de referencia para el gas".

El problema que subyace es que abaratar el precio en España provocaría una presión exportadora a Francia, con lo que la subvención al consumidor español se beneficiaría el francés. Esto se corregiría con una medida que no parece factible, como el cierre de la interconexión, pero también se barajan otras soluciones “técnicas” para evitar el trasvase de ese beneficio al consumidor francés. En cualquier caso, quedan descartadas ayudas públicas: el coste se prorrateará entre los consumidores, que, aunque deban pagar la compensación del gas, pagarán menos en la factura por el resto de energías, que no se beneficiarán del pecio marginal de aquel.

La agenda de Cinco Días

Las citas económicas más importantes del día, con las claves y el contexto para entender su alcance
Recíbela

Sobre la firma

Carmen Monforte

Es redactora de Energía de Cinco Días, donde ocupó también los cargos de jefa de Especiales y Empresas. Previamente, trabajó como redactora de temas económicos en la delegación de El Periódico de Cataluña en Madrid, el Grupo Nuevo Lunes y la revista Mercado.

Normas

Más información

Archivado En

_
_